Estás aquí
Condenan a hombre que arrolló a musulmanes en Londres Feature La Mega 1 Mundo 

Condenan a hombre que arrolló a musulmanes en Londres

Por JILL LAWLESS

LONDRES, Inglaterra (AP) — Un hombre que el año pasado condujo una camioneta van contra una multitud de fieles musulmanes cerca de una mezquita en el norte de Londres fue condenado el jueves por asesinato e intento de asesinato.

Fotografía de archivo del 19 de junio de 2017 de expertos forenses retirando una camioneta van que arrolló a peatones cerca de una mezquita en el norte de Londres. (AP Foto/Frank Augstein, Archivo)
Fotografía de archivo del 19 de junio de 2017 de expertos forenses retirando una camioneta van que arrolló a peatones cerca de una mezquita en el norte de Londres. (AP Foto/Frank Augstein, Archivo)

Un jurado del Tribunal de la de Woolwich Crown en Londres deliberó durante una hora antes de encontrar a Darren Osborne, de 48 años, culpable del ataque de junio de 2017 en el barrio de Finsbury Park de la capital británica.

Un hombre de 51 años de edad, Makram Ali, murió durante al ataque. Otras nueve personas resultaron heridas cuando Osborne condujo la camioneta alquilada contra los fieles que estaban reuniéndose antes de poner fin a su ayuno por el Ramadán.

Los fiscales dijeron que Osborne estaba motivado por el odio a los musulmanes, a quienes consideraba extremistas o pederastas en pandilla. El acusado se había declarado inocente.

Varios hombres que presenciaron el ataque retuvieron a Osborne en el suelo hasta que llegó la policía. Se le oyó decir “Quiero matar a más musulmanes”, le dijo el fiscal Jonathan Rees al jurado durante el juicio de 10 días.

Los fiscales dijeron que Osborne se radicalizó en un tiempo muy corto, en parte debido a propaganda online de extrema derecha. En su computadora encontraron información sobre dos destacadas figuras de extrema derecha: el fundador de la Liga de Defensa Inglesa Tommy Robinson y el líder de la organización Britain First Paul Golding.

Sarah Andrews, la pareja de Osborne, les dijo a los fiscales que él había sido sujeto a un “lavado de cerebro” y que era una “bomba de tiempo andando”.

Artículos relacionados