Estás aquí

EEUU, alentado por esfuerzos de Colombia en combate a coca

BOGOTÁ, Colombia (AP) — El secretario de Estado de Estados Unidos Rex Tillerson se dijo alentado el martes por los esfuerzos de Colombia para reducir la cantidad de cocaína que se produce en la nación sudamericana, pero advirtió que “necesitamos ver los resultados”.

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos, a la izquierda, estrecha la mano del secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, durante una conferencia de prensa después de una reunión en el palacio presidencial de Bogotá, el martes 6 de febrero de 2018. (AP Foto/Fernando Vergara)
El presidente de Colombia Juan Manuel Santos, a la izquierda, estrecha la mano del secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, durante una conferencia de prensa después de una reunión en el palacio presidencial de Bogotá, el martes 6 de febrero de 2018. (AP Foto/Fernando Vergara)

En una ceremonia conjunta con el presidente Juan Manuel Santos, Tillerson dijo que, como principal consumidor de drogas ilícitas, Estados Unidos comparte la responsabilidad de combatir el narcotráfico y que seguirá respaldando los esfuerzos de Colombia.

Sus declaraciones conciliadoras se presentan meses después de que Trump amenazó con descertificar a Colombia como aliado en el combate al narcotráfico a menos que la nación sudamericana revirtiera un incremento histórico en su producción de cocaína.

“Necesitamos ver que las métricas vayan en la dirección correcta”, dijo Tillerson. “Es todo lo que el presidente Trump también quiere”.

Un reporte de la Casa Blanca reveló que en 2016 el cultivo de la planta que se utiliza para la elaboración de cocaína se incrementó a niveles que no se habían registrado en casi dos décadas de programas de erradicación por parte de Estados Unidos. El boom de la cocaína ha puesto a prueba las relaciones entre estos dos aliados. Estados Unidos ha invertido más de 10,000 millones de dólares en labores antinarcóticos en Colombia.

El incremento en los cultivos de coca en Colombia coincide con el acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, que otorga beneficios a los sembradores de coca que accedan a sustituir sus cultivos, y con una decisión de Santos de poner fin al uso de potentes herbicidas para destruir los plantíos, por preocupaciones de salud pública.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, a la izquierda, habla junto al presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, después de una reunión privada en el palacio de gobierno en Lima, Perú, el martes 6 de febrero de 2018. (AP Foto / Martin Mejía)
El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, a la izquierda, habla junto al presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, después de una reunión privada en el palacio de gobierno en Lima, Perú, el martes 6 de febrero de 2018. (AP Foto / Martin Mejía)

Santos defendió las labores de Colombia en la reducción de producción de coca, y dijo a Tillerson que el país ha erradicado por la fuerza 54,000 hectáreas de plantíos y firmó un acuerdo colectivo con 120,000 familias para que dejen de plantar coca.

También resaltó que lo que haga Estados Unidos para reducir la demanda es fundamental para la resolución del problema. Estados Unidos es el mayor consumidor en el mundo de cocaína colombiana.

“Estamos trabajando juntos en un problema y un reto que necesita de la cooperación de ambas naciones”, dijo Santos.

Tillerson está en una gira por cinco países de la región que hasta el momento se ha enfocado en las preocupaciones en torno a la crisis política y económica en Venezuela.

El funcionario dijo el martes que tuvo una “muy prolongada discusión” con Santos sobre la manera en que Estados Unidos y Colombia pueden trabajar con otros países de la región para restaurar la democracia en Venezuela, lo que describió como “nuestro único objetivo”.

La semana pasada, Tillerson dio un discurso en la Universidad de Texas en el que resaltó que a lo largo de la historia de Latinoamérica, a menudo es el ejército el que ha intervenido para “dirigir una transición pacífica”. El domingo, Tillerson dijo que Estados Unidos está considerando una restricción a las ventas de petróleo proveniente de Venezuela.

Ambas declaraciones recibieron duras críticas de funcionarios venezolanos, que acusaron a Tillerson de utilizar su gira para incrementar la presión sobre los gobiernos de la región para unirse a Estados Unidos en lo que definieron como un “perverso plan de agresiones contra Venezuela”.

Durante su escala en Colombia, Tillerson dijo que Estados Unidos consideraría reasignar recursos destinados a la crisis humanitaria en Venezuela para ayudar a los venezolanos que huyeron del país y actualmente se encuentran en Colombia.

El presidente venezolano Nicolás Maduro desde hace tiempo se ha rehusado a aceptar ayuda humanitaria al verla como un posible medio para que naciones extranjeras como Estados Unidos intervengan en los asuntos internos del país.

Colombia está lidiando con un creciente éxodo de venezolanos, muchos de los cuales llegan ilegalmente y sin mucho más que la ropa que visten. Recientemente, el país abrió su primer refugio fronterizo para acoger a los venezolanos que huyen de la crisis.

“A todos nos rompe el corazón ver lo que está sucediendo en Venezuela”, dijo Tillerson. “Y también nos rompe el corazón ver el impacto que está causando en Colombia.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: