Estás aquí
Noreste de EEUU trata de volver a normalidad tras nevadas EE.UU. Feature La Mega 1 

Noreste de EEUU trata de volver a normalidad tras nevadas

Por DAVE COLLINS y MICHAEL MELIA

HARTFORD, Connecticut (AP) — Los habitantes del noreste de Estados Unidos trataban de retornar a la normalidad el jueves tras una feroz tormenta invernal que arrojó una densa capa de nieve sobre la zona e interrumpió el tránsito y el suministro eléctrico.

Y encima, se vislumbra la posibilidad de otra tormenta para comienzos de la próxima de la semana.

“Su impacto dependerá de su fuerza y de cuán cerca llega a la costa, en estos momentos es demasiado pronto como para saber”, determinó el meteorólogo Jim Nodchey del Servicio Meteorológico Nacional. “Por ahora lo que existe es la probabilidad”.

Muchas escuelas seguían cerradas el jueves, donde continuaba nevando en Maine aunque se vaticinaba que para la tarde la tormenta se desplazaría de allí.

Más de 800,000 viviendas quedaron sin electricidad entre ellas algunas que estaban a oscuras desde la tormenta previa, del viernes pasado. Miles de vuelos fueron cancelados y viajar en automóvil es peligroso.

Los trenes y autobuses de sufrieron cuantiosas demoras en Massachusetts, donde un tren se descarriló en Wilmington aunque no hubo lastimados.

En Nueva Hampshire, la Carretera Interestatal 95 quedó clausurada en ambas direcciones a la altura de Portsmouth debido a cables de electricidad derribados.

Amtrak suspendió su servicio entre la ciudad de Nueva York y Boston hasta por lo menos las 11 de la mañana del jueves. Los trenes Metro-North en Nueva York, que habían suspendido algunas rutas debido a árboles caídos, restauró parcialmente el servicio el jueves.

Algunos residentes quedaron asombrados por la cantidad de nieve a su alrededor.

“Se ve espectacular siempre y cuando no te caiga un árbol encima o no te quedes sin electricidad”, comentó Steve Marchillo, quien trabaja en el departamento de finanzas de la Universidad de Connecticut en Hartford.

El poblado de Montville en Nueva York recibió más de 26 pulgadas de nieve, mientras North Adams en Massachusetts recibió 24 pulgadas y Sloatsburg en Nueva York recibió 26 pulgadas.

Otras ciudades vieron mucho menos nieve. En el Aeropuerto Internacional de Filadelfia la acumulación fue de 6 pulgada) y en el Central Park de Nueva York fue de menos de 3 pulgadas.

La tormenta no fue tan severa como la de la semana pasada, que derribó árboles, inundó comunidades costeras y dejó sin electricidad a más de 2 millones de viviendas desde Virginia hasta Maine.

Artículos relacionados