Estás aquí
Investigan si explosiones en Austin están relacionadas EE.UU. Feature La Mega 1 

Investigan si explosiones en Austin están relacionadas

Por PAUL J. WEBER y WILL WEISSERT

AUSTIN, Texas (AP) — El miedo se exacerbó el lunes en la capital de Texas debido al cuarto estallido de una bomba este mes, la más reciente activada mediante un cable trampa, lo cual muestra según la policía un “alto nivel de sofisticación” comparado con los paquetes bomba de los atentados anteriores.

El jefe policial de Austin Brian Manley (centro) en conferencia de prensa el 19 de marzo del 2018 en Austin, Texas, en relación con el estallido reciente de varias bombas en la ciudad.  (AP Photo/Eric Gay)
El jefe policial de Austin Brian Manley (centro) en conferencia de prensa el 19 de marzo del 2018 en Austin, Texas, en relación con el estallido reciente de varias bombas en la ciudad. (AP Photo/Eric Gay)

Dos hombres resultaron heridos a causa de la explosión ocurrida el domingo en la noche cuando caminaban por una calle y seguían hospitalizados en condición estable. Los tres atentados explosivos previos que comenzaron el 2 de marzo implicaron paquetes dejados afuera de las puertas y dejaron dos personas muertas así como dos heridas.

“Evidentemente enfrentamos lo que creemos es un atacante serial que perpetra atentados explosivos, ante las similitudes entre lo que es ahora el cuarto artefacto” y los anteriores, dijo el jefe de la policía Brian Manley.

Señaló que los investigadores no han establecido aún los motivos del ataque.

“¿Se trata de terrorismo? ¿Está relacionado con odio?”, preguntó Manley. Dijo que los investigadores “tendrán que determinar si se advierte alguna ideología específica atrás de esto”.

El jefe de la policía dijo que el cable trampa implica que se trató de un artefacto más elaborado que necesitaba un nivel más alto de habilidad para construirlo que las bombas anteriores. Señaló que los atentados explosivos representan un “cambio importante” en que los atentados anteriores parecían dirigidos contra víctimas específicas, mientras que el más reciente causaría heridas a quien simplemente pasara por el lugar.

Durante días, la policía ha advertido a la gente que no toque paquetes que no espera o de apariencia sospechosa, lo que causa escalofríos porque las personas reciben más entregas afuera de las puertas de sus casas que antes por el aumento de las compras por internet. Debido el artefacto más reciente, los atentados adquieren un cariz más siniestro.

“La presencia de un cable trampa cambia las cosas. Es más sofisticado. No estuvo dirigido específicamente contra persona alguna”, dijo el agente del FBI, Chris Combs, a cargo de la división en san Antonio. “Estamos muy preocupados porque con los cables trampa un niño podría caminar por una acera y toparse con algo”.

Centenares de agentes del FBI y del departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos se han sumado a la investigación, y la recompensa por información que conduzca a un arresto fue subida a 115,000 dólares.

Artículos relacionados