Estás aquí
Ready Player One: Un fascinante viaje entre pasado y futuro Arte y Cultura Entretenimiento Feature La Mega 1 

Ready Player One: Un fascinante viaje entre pasado y futuro

“Ready Player One” ★★★★✰

Por Abel Zavala

AZavala@tsjnews.com

CINCINNATI, Ohio — Ready Player One es como ver hacia el futuro y a la misma vez nos sube a la máquina del tiempo.

Hoy en día vivimos en un mundo donde confiamos bastante en la tecnología.

Pero estas innovaciones que usamos, muchas veces, sirven para crearnos una imagen diferente.

Queremos que otros nos vean de manera distinta, ya sea a través de nuestras publicaciones en Facebook o las fotos en Instagram mientras que tenemos corporaciones queriendo controlar todo aquello en lo que dependemos, y quieren aún más.

En esta imagen difundida por Warner Bros. Pictures, Tye Sheridan en una escena de “Ready Player One”, una película de Steven Spielberg. (Warner Bros. Pictures vía AP)

Del otro lado, no deseamos dejar aquellas memorias de nuestra niñez o de nuestra juventud. Vemos las mismas películas. Compartimos los mismos videojuegos. Escuchamos la misma música. No queremos dejar morir el pasado porque es algo que nos define, como individuos y como generación. Todo esto es lo más nuevo en cines.

Ready Player One es historia y advertencia que nos transporta al año 2045 en Columbus, Ohio.

En este futuro, “algo-severo”, la gente vive apegada a la realidad virtual en el OASIS, un lugar en el que uno puede ser quien quiera y hacer lo que quiera.

¿Quieres escalar montañas con Batman o competir manejando el DeLorean de Back to the Future (Regreso al Futuro)?…aquí se puede.

El OASIS fue creado más de 20 años antes por James Halliday (Mark Rylance), alguien semejante a Steve Jobs de Apple.

En el OASIS, Halliday creó un juego donde los concursantes, o “Gunters”, deben encontrar “Easter Eggs” que los llevarán a controlar por completo el OASIS, junto con una gran cantidad de dinero.

Fuera de los Gunters está IOI, una corporación que usa todos los recursos a su disponibilidad para encontrar estos Easter Eggs y así obtener los tesoros de Halliday y el control del OASIS.

Uno de estos Gunters es el personaje titular, Wade Watts (Tye Sheridan), quien usa el nombre Parzival en el OASIS.

Parzival y su amigo Aech (Lena Waithe), a quien no ha conocido en la vida real, trabajan juntos en las pistas y para encontrar estos Easter Eggs.

En esta imagen difundida por Warner Bros. Pictures, una escena de “Ready Player One”, una película de Steven Spielberg. (Warner Bros. Pictures vía AP)

Poco después conocen a Art3mis (Olivia Cooke), que tiene la misión de ganar este juego para evitar que IOI tome control del OASIS.

Después de más de 20 años, Parzival encuentra el primer Easter Egg. Esto le llama la atención, no solo al público, sino también a IOI y a su ejecutivo, Nolan Sorrento (Ben Mendelsohn). Inicialmente Sorrento intenta reclutar a Parzival, pero él lo rechaza.

Esto lleva a Sorrento a investigar quienes son Parzival y sus amigos en el mundo real para deshacerse de ellos.

Hay bastante amor a la cultura pop en esta película, ya sea que ustedes sean fans de The Shining, de Atari o de los juegos arcades, o de la música de los 80s.

Hay amor hacia Halo. Incluso hay un poco de The Matrix en Ready Player One.

¿Y quién mejor que Steven Spielberg para traernos tanta nostalgia?

El director detrás de esas películas clásicas de los 70s y 80s como Jaws, Indiana Jones y E.T. nos hace revivir bellos momentos.

Quizás él no haya creado personajes como Chucky o tuvo algo que ver con la película Say Anything, pero todo esto tiene tan gran impacto en nuestra cultura pop y en nuestras vidas, y Spielberg lo entiende, haciéndolo la persona ideal para dirigir esta película.

El único problema con toda esta nostalgia es que no todo lo viejo es narrable para los niños o jóvenes de hoy. Donde la realidad virtual es algo que casi todo mundo entiende, ¿qué tal películas como Say Anything o juguetes como los Madballs?

Ready Player One quizás tenga demasiado de los 80s y 90s para que los más jóvenes puedan entender.

Se necesita explicar y esto no se puede hacer en una sala de cine durante dos horas.

Claro, se puede explicar al terminar la película, pero como ciertos elementos dentro de la película, esas explicaciones se pueden perder al paso del tiempo.

En conclusión, es bastante divertido ver Ready Player One.

Hay un balance perfecto entre películas, música y videojuegos que nos encantan.

A la misma vez, uno se puede relacionar con los tiempos de hoy; no nos queremos desconectar y regresar a la dura realidad que vivimos a veces.

A pesar de lo último, la magia que nos traen historias como esta, Steven Spielberg la captura perfectamente.

Ready Player One se estrenó el 30 de marzo de 2018 en todos los cines.

Artículos relacionados