Estás aquí

El riñón, un órgano vital que debemos cuidar

Por DIEGO CHAVES-GNECCO
MD, MPH, FAAP

Muy pocas veces pensamos en uno de nuestros órganos vitales como lo es el riñón.

Todos nacemos con dos riñones y, si bien es cierto, que solo necesitamos de un riñón para vivir, sin un riñón funcionando adecuadamente no podremos sobrevivir.

La función del riñón es muy importante para la vida e incluye -entre otros- el mantener el equilibrio adecuando entre los elementos (electrolitos) y los líquidos de nuestro cuerpo.

El riñón cumple una función de limpieza y de balance. Sin la función adecuada del riñón se puede presentar la acumulación de sustancias tóxicas que llevan a la persona a tener convulsiones e incluso hasta la muerte.

La diabetes (aumento de azúcar en la sangre) y la hipertensión arterial (presión arterial alta) son las enfermedades más comunes que pueden afectar los riñones y sus funciones.

Lo grave de estas dos enfermedades es que las personas pueden padecerlas sin saber que las tienen, o pueden tenerlas sin saber que están afectando a sus riñones

Según el Centro de para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su siglas en inglés), la enfermedad renal es la novena causa principal de muerte en los Estados Unidos, y se le atribuyeron más de 45,000 muertes en el 2011.

Más de 20 millones de adultos en los Estados Unidos tienen enfermedad renal crónica y la mayoría no saben que tienen esta afección

La enfermedad renal o enfermedad de los riñones se produce como efecto secundario de otras enfermedades como la diabetes y la hipertensión.

En la enfermedad renal los riñones no tienen la capacidad de limpiar la sangre de desechos y sustancias que al acumularse pueden afectar a otros órganos como el corazón, el cerebro y -en últimas- causar la muerte.

El detectar la enfermedad renal tempranamente puede evitar el causar daños irreversibles al organismo o la misma muerte.

La enfermedad renal diagnosticada a tiempo puede ser tratada y controlada.

Por el contrario, el diagnóstico tardío de la enfermedad renal puede dejar como únicas últimas opciones la diálisis o el trasplante de riñón.

La diálisis es el proceso por el cual una máquina cumple las funciones del riñón.

Es un procedimiento supremamente costoso y -para que sea efectivo- se debe hacer con mucha frecuencia: cada día de por medio o cada tercer día.

La persona que depende de la diálisis para vivir está limitada por el tener que someterse a este procedimiento sin el cual no puede continuar viviendo.

Consejos para mantener sus riñones saludables

Mantenga su presión arterial normal (menos de 130/80 mm/Hg).

-Mantenga el colesterol dentro de los niveles recomendados.

-Consuma menos sal o sustitutos de la sal.

-Tenga una dieta saludable.

-Manténgase activo físicamente.

-Tome los medicamentos que le recomiende su médico.

Prevenga el tener diabetes tipo II

-Evite el sobrepeso y la obesidad

-Manténgase activo físicamente (150 minutos de actividad física a la semana)

-Practique un deporte varias veces a la semana.

-Coma una dieta balanceada. (Baja en calorías/grasas y rica en verduras)

Si usted tiene diabetes:

-Mantenga los niveles de azúcar en la sangre dentro de los límites recomendados.

-Hágase una prueba de hemoglobina A1c entre dos y cuatro veces al año.

Esta prueba mide el nivel promedio de azúcar en la sangre en los tres meses anteriores.

Si su presión arterial es alta:

-Revísesela regularmente y manténgala bajo control para asegurarse de que sus riñones permanezcan saludables.

-Consulte con su médico acerca de los medicamentos para bajar la presión arterial.

Consulte a su médico si tiene:

Orina oscura u opaca o con sangre.

-Dolor o ardor al orinar.

-Necesidad urgente y frecuente de orinar.

-Cambios en la frecuencia o en la cantidad de la orina que usted produce.

-Dolor en la espalda.

-Escalofríos.

-Fiebre.

Para mayor información visite la página del CDC: http://www.cdc.gov/spanish/especialesCDC/DiaMundialRinon/

Artículos relacionados

%d bloggers like this: