Estás aquí

Copa del Mundo: Perú cae 1-0 ante Dinamarca en su retorno mundialista

El peruano Renato Tapia reacciona durante el partido que su selección perdió 1-0 ante Dinamarca por el Grupo C del Mundial en Saransk, Rusia, el sábado 16 de junio de 2018. (AP Foto/Martin Meissner)

Por BRETT MARTEL

SARANSK, Rusia (AP) — La alegría de Perú por volver a una Copa del Mundo se diluyó cuando Christian Cueva despidió hacia las nubes un penal, una actuación monumental del arquero rival y un fulminante contragolpe.

Yussuf Yurary Poulsen anota el gol que le dio a Dinamarca la victoria 1-0 ante Perú en el Mundial en Saransk, Rusia, el sábado 16 de junio de 2018. (AP Foto/Gregorio Borgia)

Pese a un encomiable funcionamiento colectivo, la Blanquirroja sucumbió el sábado 1-0 ante una Dinamarca que inclinó el partido a su favor gracias al gol de Yussuf Poulsen, más una media docena de atajadas salvadoras del portero Kasper Schmeichel.

Ausentes de los mundiales de fútbol desde 1982, Perú recibió un abrumador apoyo en la Arena Mordovia de Saransk, repleta de compatriotas —posiblemente 20,000.

Todos ellos se entusiasmaron cuando Cueva dispuso de la oportunidad de anotar desde los 12 pasos en los descuentos del primer tiempo.

La pena máxima fue decretada luego que el árbitro se dirigió a un costado de la cancha para consultar con la tecnología del videoarbitraje.

Al cobrar la falta, Cueva hizo una serie de brincos al aproximarse al balón antes de elevarlo por encima del travesaño. Minutos después, el volante del Sao Paulo brasileño caminó hacia el vestuario con rostro compungido, con sus compañeros tratando de consolarle.

“Normalmente pego siempre a este lado”, dijo Cueva. “Iba a pegar a ese mismo lado. Pero quise probar al otro lado. Quizás le pegue muy abajo. Erré y simplemente me queda corregir”.

“Estoy muy agradecido por las personas que han me apoyado. Lo importante es que tengo el apoyo de mis compañeros, del cuerpo técnico y de mi familia”, añadió.

Desperdiciar semejante oportunidad le pasó factura al equipo del técnico argentino Ricardo Gareca cuando Dinamarca se adelantó con un clásico contragolpe. A los 59 minutos, su mediocampista Christian Eriksen habilitó a Poulsen para una definición impecable. Poulsen clavó el balón en el fondo ante la salida del arquero peruano Pedro Gallese.

“Ellos fueron efectivos para la proporción de llegadas que tuvieron. El resultado no refleja lo visto en el terreno. Pero el fútbol es efectividad”, resumió Gareca. “Lo que me deja tranquilo fue la entrega y actitud del equipo. Lamentable, no pudimos darle esa satisfacción a la multitud que vino, al menos la de un empate”.

El revés puso fin a una racha de 15 partidos sin perder del seleccionado peruano, una que le catapultó a su primer Mundial desde España 1982.

La victoria le dio a Dinamarca una importante ventaja en el Grupo C, en el que Francia venció 2-1 a Australia a primera hora. En la próxima jornada de la llave, el jueves, Perú se las verá con Francia en Ekaterimburgo y Dinamarca chocará con Australia en Samara.

En líneas generales, Perú rindió un meritorio desempeño y abrumó a Dinamarca en los primeros 20 minutos del encuentro. Schmeichel tuvo las manos llenas con los embates de Jefferson Farfán, Edison Flores, André Carrillo y Yoshimar Yotún.

Perú terminó con 17 remates contra los 10 de Dinamarca, y la mayoría de los disparos de la Blanquirroja fueron a mansalva ante Schmeichel, el portero del Leicester inglés e hijo de Peter, el legendario guardameta de la selección que se consagró campeona de la Eurocopa de 1992 y que también brilló con el Manchester United.

“Tener un buen arquero es un gran beneficio para todo equipo, déjenme ponerle de esa forma”, señaló Age Hareide, el técnico de Dinamarca. “Es acrobático y con tremendos reflejos. Su actuación ha sido fantástica ha sido fantástica y la necesitábamos. Hay que sacarse el sombrero con lo hecho por Kasper hoy”.

Paulatinamente, los daneses lograron equilibrar el trámite.

Tras arrancar el partido en la banca de suplentes, el goleador histórico peruano Paolo Guerrero ingresó para la última media hora, en el que Perú se volcó con ímpetu hacia el área contraria en busca de la igualdad. Guerrero dispuso de un par de ocasiones claras, incluyendo una en la que Schmeichel le tapó un cabezazo y en la otra mandó apenas desviado tras tocarla de tacón.

Guerrero fue habilitado para disputar el Mundial a fines del mes pasado, cuando una jueza suiza ordenó congelar su suspensión de 14 meses por dopaje.

La suplencia de Guerrero, según Gareca, obedeció a la falta de continuidad reciente del ariete.

Pero Guerrero se enchufó rápidamente en el duelo tras reemplazar a Flores, abocándose en los desesperados embates por un empate que nunca llegó.

Poulsen, el propio autor del gol colaboró en tareas defensivas al despejar de cabeza un centro que había bañado a Schmeichel. Ello permitió que le arquero pudiera recuperar el balón antes que jugadores peruanos pudieran empujarlo al fondo.

Más tarde, la pierna de Schmeichel repelió un zapatazo de la “Foquita” Farfán.

“Hicieron un gran esfuerzo para empatar”, dijo Hareide. “Hay que darles crédito a la defensa y todo el equipo. Creo que ha sido nuestro quinto partido sin encajar goles. No es fácil poder hacer eso ante rivales en un Mundial”.

Gareca expresó su amargura por un resultado que reiteradamente calificó de injusto: “es un momento triste para nosotros porque teníamos mejores expectativas, pero ahora hay que recuperarse para el partido de Francia”.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: