Estás aquí

EEUU: Madre brasileña se reúne con hijo tras orden de juez

Lidia Karine Souza abraza a su hijo Diogo De Olivera durante una conferencia de prensa el jueves 28 de junio de 2018, en Chicago. La madre brasileña se reunió con su hijo luego de que un juez federal ordenó su liberación inmediata. (AP Foto/Charles Rex Arbogast)

Por MARTHA IRVINE y MICHAEL TARM

CHICAGO, Illinois (AP) — Una mujer brasileña que fue separada de su hijo de 9 años en la frontera suroeste de Estados Unidos se reunió con su niño el jueves luego de que un juez federal de Chicago ordenó al gobierno federal que liberara de inmediato al menor porque el tiempo que pasan separados les ocasiona “un daño irreparable”.

Lidia Karine Souza y su hijo Diogo De Olivera llegan a una conferencia de prensa el jueves 28 de junio de 2018, en un bufete de abogados de la ciudad de Chicago. (James Foster/Chicago Sun-Times vía AP)

El juez Manish Shah tardó pocas horas en dictaminar que Lidia Karine Souza puede tener la custodia de su hijo Diogo, quien pasó cuatro semanas en un albergue contratado por el gobierno federal en Chicago. Shah ordenó que el niño fuera liberado el jueves, y horas más tarde, madre e hijo estaban frente a una fila de cámaras de televisión sonriéndose. Diogo abrazó a su madre por la cintura y ella lo hizo alrededor de los hombros.

La Casa Blanca se encuentra bajo una intensa presión para reunir a las familias migrantes que fueron separadas en la frontera luego de que otro juez falló el martes que los funcionarios federales tienen 30 días para hacerlo. Más de 2,000 niños migrantes continúan separados de sus padres, y los críticos dijeron que el gobierno no tiene planes para reunirlos.

Lindsay Walters, portavoz de la Casa Blanca, comentó a los medios de comunicación a bordo del avión presidencial que varias agencias federales “siguen trabajando para garantizar que los menores que faltan se reúnan con sus padres”. Cuando se le preguntó si el Departamento de Salud y Servicios Humanos, el cual está a cargo de reunir a las familias, podrá cumplir con el plazo, Walters pidió al Congreso reformar el sistema de inmigración del país.

En la conferencia de prensa realizada en la oficina de su abogado en un rascacielos de Chicago, le preguntaron a Souza si tenía un mensaje para el presidente Donald Trump. Con la ayuda de un intérprete de portugués, respondió: “No le haga esto a los niños”.

La mujer, que solicitó asilo en Estados Unidos, fue liberada de un centro de detención de Texas el 9 de junio. Vive con sus familiares a las afueras de Boston.

“El juez Shah ha reivindicado el estado de derecho y dado un paso importante para permitir que el hijo de Lidia finalmente esté con ella otra vez. Tenemos la esperanza de que este resultado beneficie a otras familias que enfrentan circunstancias similares”, dijeron los abogados Jesse Bless y Britt Miller, en un comunicado.

Shah, hijo de inmigrantes de la India, tardó solo cuatro horas en emitir su fallo después de la audiencia realizada el jueves por la mañana.

“La separación del niño de 9 años y de Souza” ocasiona un “daño irreparable a los dos”, escribió el juez.

El hijo de Souza pasó cuatro semanas en un albergue contratado de Chicago. Gran parte de ese tiempo estuvo solo en una habitación y en cuarentena por varicela. Celebró su noveno cumpleaños el lunes, sin su madre.

Durante la conferencia de prensa, Diogo parecía estar relajado y tranquilo mientras contestaba las preguntas de los periodistas. Pero dijo que los días posteriores a la separación fueron difíciles.

“Lloraba casi todos los días. No estaba con mi madre”, relató.

Incluso después del fallo del martes, los abogados de Souza interpusieron una demanda contra el gobierno de Trump y se presentaron a una audiencia de emergencia el jueves para exigir que el menor fuera liberado inmediatamente.

Shah escribió que entendía que la cantidad de trámites, documentos y formularios que generalmente se necesitan para que el gobierno pueda liberar a un niño bajo su custodia tienen como objetivo garantizar el bienestar del menor. Pero, indicó que “el intereses del gobierno en completar ciertos procesos para garantizar que (el hijo de Souza) se encuentre en un espacio seguro, y en la gestión de la respuesta a litigios en curso, no son superiores al interés de la familia para reunirse”.

La aptitud de la madre en este caso no se cuestiona, dijo el juez, y agregó que demorar el proceso “solo sirve para interferir con la integridad de la familia sin obtener un beneficio para los intereses del gobierno”.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: