Estás aquí

Paraguay busca ayuda EEUU para consolidar estado de derecho

PORTADA – El presidente electo de Paraguay, Mario Abdo Benitez, izquierda, y su futuro canciller, Luis Castiglioni, se preparan para salir después de una reunión con el senador Marco Rubio en el Congreso estadounidense en Washington el martes 31 de julio de 2018. (AP Foto/Luis Alonso Lugo)

LUIS ALONSO LUGO,  Associated Press

WASHINGTON, D.C. (AP) — El presidente electo de Paraguay, Mario Abdo Benítez, busca apoyo estadounidense para consolidar el estado de derecho y los sistemas de control financiero de su país durante una visita de dos días a Washington que inició el martes.

Benítez arrancó la jornada reuniéndose con el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, quien escribió posteriormente en Twitter que “deseo trabajar juntos en su agenda económica y también en un esfuerzo combinado para combatir las finanzas ilícitas”.

El próximo canciller paraguayo Luis Castiglioni, quien viaja con Benítez, manifestó a The Associated Press su expectativa de que la cooperación brindada por el Tesoro para combatir delitos como el lavado de dinero y de activos “fortalezca nuestra institucionalidad financiera y de esa manera hacer que el país adquiera en poco tiempo el grado de inversión”.

El grado de inversión es una clasificación otorgada por agencias calificadoras de riesgo crediticio a un país. De hecho, Benítez planea reunirse con funcionarios de Fitch Ratings y Moody’s cuando visite Nueva York antes de volver a su país la noche del viernes.

Castiglioni dijo que durante la reunión prevista la tarde del martes con el secretario de Comercio, Wilbur Ross, la intención de Benítez era plantear la “apertura del mercado americano para la carne paraguaya, que es un producto estrella del Paraguay”.

La Oficina Comercial de Estados Unidos estima en su página web que en 2016 el intercambio comercial entre ambos países alcanzó 1,200 millones de dólares y que Washington tenía un superávit de 1,800 millones de dólares.

Castiglioni agregó que otra aspiración de Benítez es trabajar con Estados Unidos para consolidar el estado de derecho en Paraguay y que “con la ayuda de países amigos y aliados como Estados Unidos, lo vamos a hacer”.

Este mensaje se produjo un día después de que la Corte Suprema de Justicia paraguaya absolviera a 11 campesinos encarcelados por asociación criminal y asesinar supuestamente a seis policías en 2012 durante la ocupación de una finca, un fallo celebrado por algunos organismos como una victoria de los derechos humanos.

Castiglioni habló con AP tras reunirse junto a Benítez con el senador republicano Marco Rubio durante una hora.

Benítez, quien rehusó responder preguntas, planeaba visitar la tarde del martes también las sedes del Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo Monetario Internacional.

El presidente electo estuvo la víspera en la sede del Comando Sur en Florida, donde conversó con su comandante, el almirante Kurt Tidd, la cooperación binacional en temas de defensa.

Benítez reemplazará a su correligionario Horacio Cartes en la presidencia de Paraguay el 15 de agosto.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: