Estás aquí
“Crazy Rich Asians”: Una nueva versión del cuento “Cenicienta” Arte y Cultura Entretenimiento Feature La Mega 1 

“Crazy Rich Asians”: Una nueva versión del cuento “Cenicienta”

“Crazy Rich Asians” ★★★★✰

Por Abel Zavala

AZavala@tsjnews.com  

CINCINNATI, Ohio (La Jornada Latina) – “Crazy Rich Asians” (“Locos Ricos Asiáticos”) es en parte una nueva versión de la Cenicienta, pero con un elenco asiático, algo que no ha sucedido en una película producida en el oeste en más de 20 años.

Pero ¿por qué vale la pena ver esta comedia romántica dirigida hacia ellos?

En esta imagen difundida por Warner Bros. Entertainment, Henry Golding, a la izquierda, y Constance Wu en una escena de “Crazy Rich Asians”. (Warner Bros. Entertainment vía AP)

Porque, fuera de la inmensa cantidad de dinero que tienen estos personajes, nosotros los latinos tenemos algo en común con ellos: la importancia de la familia y de las tradiciones.

Además, está el tema del amor, lo cual es algo universal.

“Crazy Rich Asians” nos trae la historia de Rachel Chu, (Constance Wu), una profesora de economía, una mujer americana de origen chino, que decide viajar con su novio Nick Young (Henry Golding) a Singapur para la boda del mejor amigo de él.

Lo que no sabía Rachel -hasta que se estaban acomodando en primera clase en el avión- es que Nick y su familia son ricos, con una cantidad de dinero innumerable.

Nick, siendo el más deseado en la isla (si no es que en toda Asia), le ocultó esto a Rachel para que ella se enamorara de él por su persona, no por lo que valga él y su familia.

Y como el cuento de la Cenicienta, la mayoría de la familia de Nick no la quiere, mucho menos su madre, Eleanor Young (Michelle Yeoh), quien trata de evitar que esta chica americana se quede con su príncipe y con la enorme fortuna que está por heredar.

Pero ¿por qué no puede la simpática Rachel ser feliz con este hombre carismático y de buen corazón?

Esta imagen lanzada por Warner Bros. Entertainment muestra a (desde la izquierda) Michelle Yeoh, Henry Golding y Constance Wu en una escena de la película “Crazy Rich Asians”. (Sanja Bucko / Warner Bros. Entertainment vía AP)

Porque para Eleanor, los americanos le tomamos más importancia a nuestros deseos y al querer superarnos que a los sacrificios que tiene que hacer uno para la familia y para que no se mueran sus costumbres.

Inicialmente vemos la discriminación que viven los Young cuando Nick y sus hermanos eran niños.  

Al comienzo de “Crazy Rich Asians”, Eleanor entra con sus niños a un hotel, mojada tras un aguacero.

Los empleados del hotel no la quieren dejar entrar.  

Después que Eleanor hace una llamada los empleados se dan cuenta que tan poderosa es la familia Young…ella compró el hotel y se van a quedar sin trabajo.

La discriminación la vivimos muchos, y nos sentimos satisfechos con la dulce venganza de Eleanor hacia estos empleados.

Es fascinante ver el tipo de familia que son los Young.  Viven los extremos.  

Gente que tiene fiestas en barcos, viajando en helicóptero, mientras otras se van de compras, con una de ellas pagándolo todo.

Pero entre todos los hermanos, tíos, primos y amigos de Nick, una persona se destaca: Astrid Young Teo (Gemma Chan), prima-hermana de Nick.

Aquí tenemos a una chica que, a pesar de ser sumamente rica, es una persona de buen corazón. Esencialmente es la Princesa Diana de Singapur.

Lo vemos al principio cuando Nick le cuenta a Rachel de ella.  

Vemos una escena donde está por salir de una tienda y hay una niña llorando porque no le ponen atención.  

Astrid, toda una realeza, se detiene, se arrodilla y charla un poquito con la pequeñita, calmándola.

Y aprendemos que la pareja de Astrid es un hombre que no viene de dinero, algo que la relaciona bastante con Nick y Rachel.

Por parte de Rachel, conocemos a su madre, Kerry Chu (Kheng Hua Tan), una mujer que en toda su vida ha logrado ser exitosa a su manera, quien a pesar de estar sola en Nueva York, hizo lo posible para que Rachel pudiera ser quien quisiera.

Antes de que viajara Rachel a Singapur, Kerry le advierte que no la van a aceptar.  

Le recuerda que es china-americana, no china, y ellos lo van a ver.

Yo sintiéndome “ni de aquí ni de allá” casi a diario, entiendo lo que Kerry le quiso advertir.

“Crazy Rich Asians” es una película que usa la misma fórmula que otras películas iguales a “Cinderella” y “Pretty Woman”.  

Es la historia de la chica pobre que se enamora del chico rico.

Pero lo que la distingue no es el tema de la película; es lo enorme que es esta cinta para la comunidad asiática.  

Lo importante que fue “Black Panther” para la comunidad afro-americana, “Crazy Rich Asians” lo es para los asiáticos.

Y siempre y cuando tengamos una buena historia producida por gente talentosa y diversa, es importante apoyar esta diversidad en este medio porque son pocas las veces que vemos algo inmenso así.  

En el cine hispano ya lo estamos viendo, ahora nos toca apoyar a nuestros hermanos asiáticos (y afroamericanos en el caso de “Black Panther”).

“Crazy Rich Asians”, protagonizada por Constance Wu, Michelle Yeoh y Henry Golding, se estrenó el 17 de agosto. Calificada PG-13 por contenido y lenguaje sugerente.

Abel Zavala es Productor de Contenido Digital de TSJ Media.

Artículos relacionados