Estás aquí

Rescatan a turistas tras impacto de huracán en Hawai

PORTADA – Austin Seawright, derecha, acomoda sacos de arena antes del paso del huracán Lane, el jueves 23 de agosto de 2018, en Honolulu. (AP Foto/John Locher)

Por JENNIFER SINCO KELLEHER y AUDREY McAVOY,  Associated Press

HONOLULU, Hawai — El huracán Lane seguía un rumbo peligrosamente imprevisible el viernes en dirección a Hawai, con lluvias intensas en la Isla Grande, lo que obligó a unas 1,000 personas a huir a refugios de emergencia.

El meteoro, ahora de categoría 2, tenía vientos de 110 mph y ráfagas aún más fuertes. No estaba claro cuándo efectuaría un pronosticado viraje al oeste, hacia el archipiélago. Aunque se cree que su vórtice no tocará directamente las islas, podría pasar cerca, provocando grandes marejadas, vientos fuertes y lluvia intensa, dijeron los meteorólogos.

“Es un pronóstico con mucha incertidumbre”, advirtió el administrador federal de emergencias Brock Long. “Veremos lluvias torrenciales en las próximas 48 a 72 horas. Esperamos que todos los ciudadanos hagan caso de la advertencia de las autoridades locales”.

El viernes por la mañana, el meteorólogo Chevy Chevalier dijo que las inundaciones en la Isla Grande eran catastróficas. Algunas zonas registraron 35 pulgadas de lluvia en 48 horas. El huracán se alejaba y la lluvia podría disminuir, pero el peligro no había pasado, dijo.

“La esponja está llena”, acotó. “El agua no tiene dónde escurrir. Solo puede formar lagunas e inundar esas zonas”.

A las 5 de la mañana el centro del huracán se encontraba 200 millas al sur de Honolulu. Los vientos alcanzaban 60 mph. Oahu y las demás islas centrales de Maui, Molokai y Lanai se preparaban para un huracán o al menos una tormenta tropical en las próximas horas.

Los temores se centran en gran medida en las marejadas”, dijo Chevalier.

La policía advirtió a los turistas que abandonaran la famosa playa de Waikiki antes del arribo de la tormenta a Honolulu. Unas 1,500 personas, principalmente en Oahu, se encontraban en refugios, dijo Brad Kieserman, de la Cruz Roja.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: