Estás aquí

Aumenta actividad de asentamientos judíos en la era de Trump

En esta foto del martes, 1 de enero del 2019, hombres trabajan en un nuevo proyecto de viviendas en el asentamiento judío de Naale, en Cisjordania. (AP Foto/Ariel Schalit)

Por JOSEF FEDERMAN, Associated Press

JERUSALÉN, Israel — Con escasa resistencia de una Casa Blanca amigable, Israel ha lanzado una nueva campaña de asentamientos en Cisjordania desde que el presidente Donald Trump asumió el cargo, sentando las bases para el que pudiera ser el mayor maratón de construcciones en años, de acuerdo con datos obtenidos por The Associated Press. Cada nueva expansión de los asentamientos reduce las probabilidades de establecer un estado palestino junto a Israel.

Las cifras, conseguidas de fuentes gubernamentales por el grupo de monitoreo antiasentamientos Peace Now (Paz Ahora), muestran un incremento en las construcciones en 2018 y un alza drástica en la planificación de construcciones futuras.

Esa tendencia, resaltada la semana pasada cuando un comité israelí presentó planes para miles de viviendas adicionales en asentamientos en tierras capturadas en guerra, ha profundizado la desconfianza palestina en el gobierno de Trump en momentos en que éste se prepara para lanzar un plan de paz en el Oriente Medio.

Tanto partidarios como oponentes de los asentamientos confirman un cambio en la atmósfera desde 2017, cuando Trump remplazó a Barack Obama, cuyo gobierno había tratado de limitar las construcciones.

“El estado de ánimo del gobierno (israelí) es que todo está permitido, que el momento de hacer las cosas es ahora porque el gobierno (estadounidense) es el más proclive a apoyar asentamientos que se pueda tener”, dijo Hagit Ofran, del programa de observación de asentamientos de Peace Now.

Peace Now usa varios indicadores para medir la actividad de asentamientos. Entre ellos están los “planes”, las etapas burocráticas de preparación de un proyecto, incluso las propuestas iniciales; las “ofertas”, que es cuando se solicitan ofertas de los contratistas para realizar proyectos grandes; y los “arranques de construcción”.

Cada una de esas cifras narra una historia diferente. Aunque los arranques de construcción ofrecen una imagen del nivel actual de actividad, reflejan además decisiones tomadas años antes. En contraste, las etapas de planes y ofertas son vistas como indicadores futuros de las intenciones de un gobierno.

Los datos compilados por Peace Now mostraron una baja en los arranques de construcciones en el primer año de la presidencia de Trump, a 1,643 unidades en 2017 de 3,066 unidades el año previo. Esa baja parece reflejar el efecto de la reducción de planes durante los últimos dos años de la presidencia de Obama.

Sin embargo, los datos de los primeros nueve meses de 2018 reflejan el inicio del efecto Trump, con un aumento de 20% en los arranques de construcciones respecto al año previo.

Esas tendencias son aún más evidentes cuando se examina el proceso de planificación. En 2017 se avanzaron planes para construir 6,712 nuevas unidades en asentamientos, aproximadamente 2.5 veces el nivel de 2016.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: