Estás aquí

Lo que usted debe saber sobre mielitis flácida aguda (AFM)

El CDC estima que al menos de uno a dos niños en un millón contraerá mielitis flácida aguda (AFM) cada año en los Estados Unidos. Entre las medidas preventivas se recomienda tener todas las vacunas al día, especialmente aquellas contra el virus de la poliomielitis e influenza.

Por DIEGO CHAVES-GNECCO

MD, MPH, FAAP

Recientemente en las noticias se ha reportado la aparición de una enfermedad relativamente nueva: la mielitis flácida aguda (AFM, por sus siglas en inglés).

Esta enfermedad ha llamado la atención de muchos, especialmente de periodistas y medios afines, debido a que es rara y al mismo tiempo puede ser muy grave.

En los próximos párrafos trataré de explicar lo que es la mielitis flácida aguda (AFM), sus síntomas, su tratamiento y prevención con base a las publicaciones hechas por el Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

La mielitis flácida aguda (AFM) afecta el sistema nervioso, en particular la médula espinal, de manera similar a la enfermedad del polio.

Al afectar la médula espinal, la mielitis flácida aguda (AFM) causa que los músculos y reflejos del cuerpo se debiliten, es decir genera una parálisis de tipo flácido.

El seguimiento de la enfermedad data de 2014 y, desde entonces, se han detectado incrementos en el número de casos cada dos años es decir 2014, 2016 y 2018.

El CDC estima que al menos de uno a dos niños en un millón contraerá la AFM cada año en los Estados Unidos.

La mayoría de los casos han ocurrido en niños (más del 90%).

Desde el 2014 se han reportado 458 casos en 46 estados y en el Distrito de Columbia.

En el 2018, se han reportado 134 casos confirmados en 33 estados, incluyendo ocho casos en Pensilvania, de los cuales seis han sido reportados en Pittsburgh.

SÍNTOMAS

Los síntomas de la mielitis flácida aguda (AFM) incluyen debilidad repentina del brazo o la pierna y pérdida del tono muscular y los reflejos, debilidad o flacidez en la cara, dificultad para mover los ojos, caída de los párpados y/o dificultad para tragar o para hablar.

La mayoría de los pacientes (más del 90%) ha tenido una enfermedad respiratoria leve o fiebre antes de presentar la mielitis flácida aguda (AFM).

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de la mielitis flácida aguda (AFM) se hace después de un examen neurológico completo, análisis de imágenes de su médula espinal, resonancia magnética (MRI) del cerebro y de la médula espinal.

Además, se solicitan estudios de laboratorio incluyendo exámenes de sangre y análisis del líquido cefalorraquídeo para la detección de enterovirus y otros virus.

Las infecciones virales, como las producidas por los enterovirus, son comunes, especialmente en los niños.

TRATAMIENTO

En la actualidad no hay tratamiento específico para la mielitis flácida aguda (AFM).

Los pacientes diagnosticados con esta enfermedad reciben tratamiento sintomático y de soporte y terapias física, ocupacional y respiratoria. El pronóstico es variable.

Algunos pacientes se recuperan totalmente mientras otros quedan con secuelas a largo plazo.

PREVENCIÓN

La mejor prevención en contra de la mielitis flácida aguda (AFM), es la prevención de todas las infecciones causadas por diferentes virus.

En este orden de ideas, se recomienda el lavado de las manos a menudo con agua y jabón. Igualmente, en caso de enfermedades respiratorias se recomienda el cubrirse la boca y la nariz con el codo cuando se estornuda y/o el utilizar máscaras tapabocas.

Igualmente, el tener todas las vacunas al día especialmente las vacunas contra el virus de la poliomielitis y de la influenza.

Debido a que algunos virus son transmitidos durante el verano y el otoño, como el del Nilo Occidental, se recomienda protegerse contra las picaduras de mosquitos, y el usar repelente contra insectos y mosquitos.

Para mayor información consulte con su médico o pediatra y visite la página del CDC en internet https://www.cdc.gov/acute-flaccid-myelitis/afm-surveillance-sp.html.

%d bloggers like this: