Demanda federal busca repetición de partido Rams-Saints

ARCHIVO -El wide receiver Ted Ginn (19), de los Saints de Nueva Orleáns, se queda con el balón ante el free safety Lamarcus Joyner, de los Rams de Los Ángeles, en el partido por el campeonato de la Conferencia Nacional de la NFL, el domingo 20 de enero de 2019, en Nueva Orleáns. (AP Foto/Gerald Herbert)

Por KEVIN McGILL, Associated Press

NUEVA ORLEÁNS, Luisiana — Un juez federal estadounidense se preparaba para considerar los argumentos en una demanda improbable que busca una repetición del partido de campeonato de la Conferencia Nacional de la NFL que terminó con una victoria de los Rams de Los Ángeles sobre los Saints de Nueva Orleáns luego que los árbitros no decretaron una falta en las postrimerías.

En el eje de la disputa está el hecho de que los árbitros no decretaron penalizaciones por interferencia o rudeza innecesaria cuando un jugador de los Rams derribó a uno de los Saints con un golpe casco con casco en un momento crucial en los últimos minutos del tiempo regular.

Los Rams ganaron el partido del 20 de enero en tiempo extra y van a jugar en el Super Bowl contra los Patriots de Nueva Inglaterra.

La demanda presentada por dos poseedores de boletos de temporada de los Saints, Tommy Badeaux y Candis Lambert, sostiene que el comisionado de la NFL debería implementar una regla de la liga – la regla 17 – que se refiere a “hechos extraordinariamente injustos”. Entre los remedios está revertir el resultado del partido o reprogramar el partido – desde el inicio o desde el punto en que ocurrió el incidente.

Es una de dos demandas presentadas por la ausencia de penalización en la jugada. La otra, aún pendiente en una corte estatal, es una demanda colectiva que solicita una compensación no especificada para los poseedores de boletos de temporada.

En una respuesta el domingo a la demanda de Badeaux y Lambert, los abogados de la NFL dijeron que la Regla 17 no es aplicable.

Los abogados dijeron que la NFL no disputa que le ha dicho previamente a los Saints que una o más penalizaciones debieron haber sido decretadas en la jugada y que la liga quiere que sus árbitros en el terreno decreten las penalizaciones.

Pero el documento subraya que el comisionado Roger Goodell, acusado en la demanda junto con la liga, no tiene la autoridad para anular la decisión de un árbitro en el terreno de juego. Indica además que corresponde al comisionado decidir un remedio, no a los poseedores de boletos.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: