Nueva ley de Ohio penaliza el aborto

Por CLAUDIA LONGO, La Mega Nota

claudia_cle@yahoo.com

COLUMBUS, Ohio — El 10 de abril de 2019 y por tercera vez, la cámara de representantes de Ohio aprobó un proyecto de ley que penaliza el aborto desde el momento que sea posible escuchar el latido del corazón en el feto.

Al día siguiente, el gobernador Mike DeWine firmó esta ley que impone una de las restricciones de aborto más duras del país.

Ohio se suma así a la lista de estados que ya han pasado legislaciones similares, como es el caso de Dakota del Norte, Arkansas, Kentucky, Iowa y Mississippi.

Muchas de estas leyes han sido desafiadas y las cortes han fallado que son inconstitucionales.

El latido del corazón se puede detectar tan temprano como seis semanas de gestación, cuando aún muchas mujeres ni siquiera saben que están embarazadas.

De acuerdo a la ley, doctores y otros profesionales de la medicina que practiquen abortos después de ser detectado un latido en el feto, podrían enfrentar entre seis y doce meses de cárcel y una multa de dos mil quinientos dólares, así como la posibilidad de perder la licencia ante la junta médica del estado de Ohio.

La mujer que decida terminar un embarazo debe someterse a un ultrasonido vaginal y firmar un documento dejando constancia que autoriza a realizarse un aborto “de un ser humano que aún no ha nacido”, oponiéndose a la opinión de quienes consideran que una mujer tiene el derecho a decidir sobre su cuerpo.  

Activistas argumentan que la evidencia científica demuestra que durante las primeras semanas del embarazo no se puede definir al embrión como un ser humano todavía.

En una publicación de la agencia EFE, la senadora demócrata Nickie J. Antonio hizo un llamado a sus colegas para que trabajen “por una legislación que aborde los problemas reales de las familias de Ohio: la salud materna e infantil, una asistencia sanitaria asequible y el acceso a los buenos trabajos”.

“Estoy junto a las mujeres de Ohio, confío que son capaces de tomar decisiones personales importantes”

Por su parte, la directora ejecutiva de NARAL Pro-Choice Ohio, Kellie Copeland, dijo:

“Hoy en día, la mayoría del Partido Republicano en la Cámara de Representantes y el Senado de Ohio votaron a favor de prohibir virtualmente el aborto y arrastrarnos a una pesadilla que obliga a continuar con los embarazos, independientemente del daño que le pueda ocurrir a ellas o sus familias. Apoyaremos a los proveedores de servicios de aborto de Ohio mientras desafían este ataque a la salud pública en los tribunales. Nos uniremos a los residentes de Ohio en la búsqueda de los servicios de aborto”.

La norma no hace excepción en los abortos en caso de incesto o violación, pero si en riesgo de salud de la madre después de detectar el latido.

El argumento más contundente a favor era el de proteger la vida del “no nato” y algunos legisladores republicanos citaron versos de la Biblia para basar su apoyo a la penalización.

En un comunicado, la organización pro-vida Ohio Right to Life elogió a “nuestros innumerables líderes pro-vida en la Cámara de Representantes y en el Senado de Ohio que han hecho de la ley de latidos del corazón una prioridad “, dijo Mike Gonidakis, presidente de Ohio Right to Life.

“El proyecto de ley del latido de corazón es el siguiente paso en nuestra estrategia para anular Roe v. Wade. Mientras que otros estados adoptan una legislación radical para legalizar el aborto hasta el noveno mes de embarazo, Ohio ha trazado una línea y continúa avanzando en la protección de los bebés por nacer”.  

El documento destacó que era el momento adecuado para que Ohio “tome con valentía una postura agresiva para nuestros pequeños residentes con corazones latentes”.

Quienes están a favor del proyecto de ley sabían que la misma representaría un desafío en las cortes ya que el aborto es legal en Estados Unidos desde 1973.

%d bloggers like this: