Protéjase del sol; evite el cáncer de piel

Para protegerse del daño solar, durante los meses de verano, es recomendable usar sombreros, anteojos oscuros y lociones con SPF mayor de 30. (Pixabay)

Por YAHAIRA WEBBER, La Mega Nota

yahawebber@gmail.com

Cuando estamos en pleno invierno, lo que más añoramos  es la llegada del verano.

Pensamos en el sol, los días en la piscina, parques acuáticos, viajes a lagos y playas, y hasta momentos de bronceado natural en el patio de la casa.  Pero ¡cuidado!, el sol también es un enemigo peligroso, porque sus rayos pueden causar cáncer de piel.

Ésta es la forma más común de cáncer en los Estados Unidos, donde cada año se diagnostican unos 3 millones de casos.

Hablando de riesgos

La mayoría de los cánceres de piel no son melanoma y, si se detectan a tiempo, pueden ser tratados por un dermatólogo en un procedimiento ambulatorio.

El melanoma comprende solamente el 1 por ciento de todos los cánceres de piel, pero es responsable de más del 90 por ciento de las muertes por este tipo.

Ocurre cuando el cuerpo no repara el daño (ADN) dentro de las células de la piel, lo que permite que se dividan y crezcan de manera incontrolable.

El daño proviene de una variedad de factores, incluyendo genética y tipo de piel, pero la mayoría de los casos de cáncer de piel resultan de la sobreexposición a la luz ultravioleta (UV) producida por el sol.

Generalmente se muestra como una mancha oscura, una lesión, una herida que no sana o un bulto en la piel.

De acuerdo con la Sociedad Estadounidense del Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés), el carcinoma de células basales es el tipo más común de cáncer de piel.

“Alrededor de ocho de cada diez casos de cáncer de piel son carcinomas de células basales (también llamados cánceres de células basales). Cuando se observan con un microscopio, las células en estos cánceres lucen como células en la capa más inferior de la epidermis, llamada capa de células basales”.

Y advierten que “por lo general, estos cánceres surgen en las zonas expuestas al sol, especialmente la cabeza y el cuello”, además de que tienden a crecer lentamente y es muy poco común que el cáncer de células basales se propague a otras partes del cuerpo, pero “si se deja sin tratar, puede extenderse a las áreas cercanas y afectar los huesos, así como otros tejidos debajo de la piel”.

Otros tipos

El melanoma puede ocurrir cuando los melanocitos se dañan.

Estas células le dan a la piel su pigmento y se oscurece cuando está expuesta al sol.

Suele ocurrir en cualquier parte del cuerpo, siendo más común, en hombres, en el torso (pecho y espalda); y en las mujeres, en las piernas.

El cuello y rostro son otras zonas comunes donde se origina el melanoma, y al no atenderse,
“tiene una probabilidad mayor de propagarse a otras partes del cuerpo donde son muy difícil de tratar”.

El carcinoma de células de Merkel se desarrolla en las células que le dan su capacidad

de sentir al tacto, que se encuentran añadidas debajo de la piel, junto a las células nerviosas.

Ocurre con más frecuencia en el área expuesta al sol, en individuos de piel blanca, mayores de 50 años.

El sarcoma de Kaposi (KS) puede aparecer como manchas de color morado o lesiones en la piel, generalmente en la cara o piernas, pero también puede formarse dentro de la boca o en los  ganglios linfáticos.

El linfoma es un cáncer del sistema linfático que tiende a formarse en diversos lugares del cuerpo, incluyendo el bazo, los ganglios y la piel.

Aparece como manchas rojas o moradas, lunares o granos que pueden picar.

¿Cómo protegernos?

-Aplíquese una loción con amplio espectro y resistente al agua con un factor de protección solar SPF de 30 o más en toda la piel expuesta.

Amplio espectro significa que protege contra los rayos ultravioleta A y ultravioleta B.

-Vuelva a colocarse esta loción cada dos horas.

Incluso en días nublados y después de nadar o sudar.

-Siempre que sea posible, use ropa protectora.

Una camisa de manga larga, un sombrero de ala ancha y anteojos de sol.

-Busque sombra cuando sea apropiado.

Recuerde que los rayos del sol son más fuertes entre las 10 de la mañana y 2 de la tarde.

-No se exponga al sol para obtener vitamina D.

Obténgala en forma segura, a través de una dieta saludable que puede incluir suplementos.  

-Evite las camas de bronceado.

La luz ultravioleta del sol y las camas de bronceado pueden causar cáncer de piel y arrugas.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: