Cuestionan anuncios sobre alquiler de armas

Cercano al South Park de Pittsburgh, se encuentra este letrero anunciando una armería en Washington County, justo en las afueras de la ciudad, donde se alquilan ametralladoras. (La Mega Nota/Hugo Marin)

Por HUGO MARÍN, La Mega Nota

hugomarin76@gmail.com 

 

PITTSBURGH, Pensilvania — El pasado mes de junio se conmemoró con tristeza los eventos que sacudieron a la comunidad hispana tras la matanza de Pulse, en Florida. 

Las masacres y tiroteos a mansalva pública se han convertido en una epidemia nacional. 

En reacción a estas aterrantes acciones, oficiales electos hacen su parte por garantiza seguridad. Mientras en Pittsburgh, la ciudad trata de evitar que otra tragedia vuelva a suceder, a tan solo minutos de aquí, cualquier persona con identificación válida, puede obtener fácil acceso a armas de fuego letales de diseño militar. 

A raíz del horrendo incidente en el que un hombre armado ingresara en la sinagoga del Árbol de la Vida en Pittsburgh, el pasado octubre, matando a 11 miembros e hiriendo a siete, el alcalde Bill Peduto firmó una legislación que restringe el uso de armas de fuego estilo ametralladora en la ciudad. 

Pero a pesar de haberse convertido en ley durante el pasado mes de abril, la iniciativa ha creado controversia. 

Ahora, defensores de los derechos de armas dicen que la ciudad no tiene la autoridad para emitir tal prohibición. 

La National Rifle Association (NRA) presentó el pasado mes, una demanda en nombre de algunos residentes de Pittsburgh, en un intento por derogar la nueva ley. 

En el vecino condado de Washington, existe una armería, donde no solo se venden ametralladoras, sino que también pueden alquilarse. 

Al buscar una respuesta por parte de este lugar, Seth Russell, quien dijo ser el administrador en turno, manifestó que “cuentan con el mayor inventario de ametralladoras en el suroeste de Pensilvania…van desde armas de fabricación nacional, hasta ametralladoras importadas de Rusia, Gran Bretaña, Alemania e Israel”. 

Russell explicó, que su negocio opera estrictamente bajo lo permisible por las leyes federales y que están rotundamente en desacuerdo con toda iniciativa que atente contra su derecho a ser dueño de una ametralladora. 

“Es mi derecho constitucional. Tengo mis armas para protección personal, la ley permite todo mi derecho de portar una de cualquier forma o modelo que yo piense sea necesario”.

Según narró, en la armería personas pueden adquirir fácilmente una ametralladora, sorpresivamente incluyendo la devastadora M-60E1, hecho verificado en su página de internet. 

A preguntas de La Mega Nota, en relación a cuán necesario es una M-60 para la seguridad personal, Russell indicó:

“Estos son tiempos difíciles. Existe mucha tensión política y si algo saliera mal con el país, necesito estar preparado para proteger a mi familia”. 

Para Russell, las medidas que ha tomado el alcalde Bill Peduto y la administración municipal regulando ametralladoras es una violación a sus derechos y que no hacen a Pittsburgh una ciudad más segura. 

Al consultarle sobre su opinión en relación a la tragedia del pasado mes de noviembre, expresó que fue una situación lamentable. 

Acto seguido, confesó estar agobiado de las preguntas y decidió abandonar la conversación abruptamente.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: