Seguridad en sitios acuáticos de recreación

Según la organización Kids Health, el ahogamiento es una de las principales causas de muerte relacionada con lesiones de niños, especialmente menores de cuatro años y adolescentes. (Pixabay)

Por YAHAIRA WEBBER, La Mega Nota

yahawebber@gmail.com  

Con el verano en pleno momento y el calor en su cumbre, no hay nada más añorado que el agua de la piscina, pasarse el día en una fuente o refrescarse en un río o lago.  Pero antes de planificar una visita a cualquier sitio de entretenimiento acuático es muy importante que se asegure de llevar flotadores para sus niños, lentes de sol, loción protectora/bloqueadora, y ropa apropiada para evitar quemaduras durante el tiempo de exposición.

Igualmente, recuerde tomar todas las medidas de precaución, considerando las advertencias de seguridad para piscinas, balnearios y áreas rodeadas por agua, a fin de prevenir accidentes y/o ahogamiento.  

Cada año, la temporada de diversión en agua también llega con una serie de advertencias. 

Recientemente, una madre en Delhi Twp., en el condado de Hamilton, en Ohio, manifestó a medios televisivos que la tragedia ocurrida con su hija Jaycie Rouse, de cuatro años, no puede repetirse con otro menor. 

La familia disfrutaba de una fiesta en la parte trasera de la residencia de amigos, en Solarama Ct., donde celebraban el quinto cumpleaños de un niño. 

La madre explicó que su hija llevaba los flotadores cuando salió de la pecina, pero le pidió usar el baño y se los quitó; después de allí la pequeña desapareció. 

La estuvieron buscando por 45 minutos.  La encontraron ahogada en la profundidad.

A parecer, regresó a la piscina, pero nadie se percató que lo hizo sin sus flotadores salvavidas.  

“Todo fue tan rápido”, dijo la mamá. 

Según la organización Kids Health, el ahogamiento es una de las principales causas de muerte relacionada con lesiones de niños, especialmente menores de cuatro años y adolescentes.

Durante los meses de clima cálido, las familias de todo el país pasarán más tiempo disfrutando 

de lagos, lagunas, ríos, playas y piscinas; sin embargo, hay que estar conscientes de los riesgos que representan las aguas abiertas.

Tomar precauciones adicionales, puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte, porque la familia entera disfrutará de una actividad divertida, evitando un ahogamiento.

Desde 2011, unos 1,000 niños se ahogaron y, aproximadamente, unos 7,000 más terminan en la sala de emergencia (ER, por sus siglas en inglés). 

Cabe destacar que hay innumerables incidentes –no fatales– de ahogamiento que no se registran en las estadísticas de las salas de emergencia porque un niño es rescatado en el mismo sitio.

“Make Safe Happen” es un programa nacional de la organización Safe Kids Worlwide que une esfuerzos para educar y ayudar a comprender mejor el alcance del problema.

Sus informes se centran en el ahogamiento en aguas abiertas.

La misión es ayudar a padres y cuidadores a proteger a los niños de los peligros que  estas representan porque “mientras los ahogamientos en piscinas reciben atención significativa, hay más niños y adolecentes que se ahogan en aguas abiertas”.

También hay una diferencia alarmante en el número de ahogamientos fatales en aguas abiertas. 

“Más de 8 de cada 10 víctimas fatales en aguas abiertas entre niños de 0 a 19 años son hombres. El riesgo aumenta con la edad, con niños/jóvenes que representan casi la mitad de las muertes en aguas abiertas”.

Otra disparidad preocupante se relaciona con la raza y etnicidad.

Los niños nativo-americanos de Alaska y afroamericanos se ahogan fatalmente en aguas abiertas a tasas más altas que otras razas étnicas.

La piscina, es un medio muy divertido de refrescar a nuestros niños, pero como en todo, hay 

que tomar precauciones para poder pasar un día estupendo, pero sin sustos.

A continuación, algunas recomendaciones:

-Observe a los niños cuando estén dentro o cerca del agua, sin distraerse.

-Mantenga a los niños pequeños y a los nadadores inexpertos al alcance de un adulto. 

-Procure que los niños mayores naden con un compañero.

-Aprenda técnicas de resucitación cardiopulmonar (CPR, por sus siglas en inglés) que podrían salvar una vida mientras los paramédicos llegan.

-Tenga en cuenta, y siempre recuerde que:

-Los padres deben estar pendiente de sus hijos y protegerlos para evitar riesgos.

-Los niños deben permanecer vigilados cuando estén cerca del agua. 

-Los niños pequeños se pueden ahogar en menos de 2 pulgadas y 6 centímetros de agua.

-Un menor, aunque sepa nadar, podría resbalarse, caer sobre la cubierta y perder el conocimiento.

Este verano ponga en práctica todas estas advertencias  y compártalas entre familiares, amistades y conocidos.

¡Disfrute un verano divertido, pero bien seguro!

Artículos relacionados

%d bloggers like this: