Describen limitaciones sobre petición de asilo

La abogada Deifilia Díaz, de la firma legal Valencia & Díaz, durante la transmisión del programa “Conoce tus derechos”, en La Mega 97.7 FM de Cincinnati, el 20 de julio de 2019. (La Mega Nota/Abel Zavala)

Por ELVIA SKEENS

eskeens@lamegamedia.com  

La Mega Nota

CINCINNATI, Ohio — La abogada Deifilia Díaz, de la firma Valencia & Díaz, explicó a la comunidad hispana/latina todas las limitaciones que -en este momento- existen sobre el proceso de solicitud de asilo.

Díaz aclaró dudas y atendió preguntas del público durante la transmisión del programa “Conoce tus derechos”, el 20 de julio de 2019, por La Mega 97.7 FM.

En cuanto al tema, orientó a los radioescuchas sobre la necesidad de estar bien informados ante tanta confusión. 

Aseguró que sí se están tramitando casos de asilo, pero se enfocó en definir todos esos inconvenientes legales propios del proceso ante las nuevas medidas del gobierno. 

“Las peticiones de asilo se están haciendo más difícil porque no solamente hay que ajustarse a los requisitos, sino que también debemos pasar todos estos obstáculos que están litigándose en las cortes federales. Mientras no tengamos algo definido, esto puede causar confusión a los jueces de inmigración en las cortes, a los oficiales en las oficinas administrativas y también confunde a los abogados que no saben tomar estos casos”, destacó la abogada Deifilia Díaz. 

Asegura  que todo esto provoca que la comunidad “se paralice” porque aumenta el miedo y la desconfianza para buscar ayuda y someter sus peticiones de asilo, confundiendo a quienes sí califican. 

Hablando de las razones que pueden justificar el asilo para un inmigrante, la abogada presentó ejemplo de algunas:

-“Tuve que huir porque las pandillas querían reclutarme”.

-“No podía seguir viviendo ahí porque me perseguían para pagar cuotas”. 

Advirtió que cada uno de esos planteamientos relacionados al abandono forzado del lugar donde residían, pueden pasar inicialmente una entrevista de “miedo razonable”, pero después cada alegación deberá comprobarse en una corte de inmigración o ante un oficial.

Explica que -precisamente en esta fase- es donde el proceso puede estancarse porque  “las cargas de la prueba a someter deben ser mayores al simple hecho de decir tengo miedo”.

Destacó que manifestar la imposibilidad de residir en un país por condiciones de violencia o falta de oportunidades laborales, no serán alegaciones de peso para ganar una batalla legal de beneficio de asilo. 

Describió los requisitos para considerarse un candidato a petición de asilo:

-Haber sido víctima de persecución en el país de origen, considerando que la vida o la libertad estuviese en peligro.

-Que las amenazas de persecución se daban por preferencia sexual, por ser de una etnia indígena u otro grupo social o religioso.

-Se debe  comprobar que en ningún otro lugar del país de origen, el solicitante podía estar a salvo para restablecer su residencia.

-Debe presentar la solicitud después de un año de haber llegado a los Estados Unidos.

Mientras todo el “clima de confusiones” se despeja, y las cortes deciden sobre esas medidas bloqueadas o suspendidas temporalmente, Díaz, recomienda, continuar pendientes, bien informados y, en especial, orientados por un abogado de inmigración.

%d bloggers like this: