“Servir es parte de mi cultura”

PATRICIA RUIZ     

patricia.ruiz@lamegamedia.com 

COLUMBUS, Ohio  — John Ramos es militar retirado de la Fuerza Naval de los Estados Unidos, nacido en Nueva York, pero muy niño sus padres de origen puertorriqueño lo llevaron a la isla donde creció.

Egresado de la Universidad Central de Bayamón en Puerto Rico y con una Maestría en Administración de Negocios  (MBA) de la Universidad de Phoenix, desde el 2003 trabaja para el Departamento de Defensa en la parte de Logística, en Recursos Humanos.

Ha ocupado diferentes cargos, entre este, instructor de suministros y logística. 

Recientemente fue nombrado gerente para asistir a quienes participan en el programa de entrenamiento para trabajo de veteranos.

John es apasionado en su trabajo para la comunidad latina y es miembro activo en diferentes campañas y actividades comunitarias.

De izquierda a derecha, Monín Rivera, Michael Mora de Columbus Bilingüal Academy y John Ramos, durante una campaña de donación de mochilas para estudiantes. (Cortesía/John Ramos)

Desde 2006 ha dirigido la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC 39005) y actualmente es presidente de la escuela comunitaria, con casi 300 estudiantes; de los cuales, el 98 por ciento son hispanos/latinos. 

Bajo su dirección, el plantel tiene la nueva ubicación en Morse Road y se extendió la escolaridad hasta séptimo grado por una dispensa del Departamento de Educación del estado. Están disponibles para recibir más alumnos.

También colaboró como voluntario, durante tres años, en clases de inglés y ciudadanía en la Coalición Hispana de Ohio.

En la misma organización, durante la festividad de los Reyes Magos, representa a uno de los personajes. “Lo hago como parte de mi cultura”, comenta.

Organizó la gestión de ayuda para los damnificados en Puerto Rico, tras el huracán María en 2017.

Con la comunidad puertorriqueña y latina del centro de Ohio recogieron 40 toneladas, enviando las primeras 20.

En la segunda fase, fueron asistidos por la organización “Doctores sin fronteras”.

También durante casi seis meses, 400 cajas con ayudas fueron enviadas directamente por correo a hogares.

Además, participó en la reubicación de las familias que vinieron de la isla a Cleveland y Lorain. En Columbus se reubicaron 17 familias quienes recibieron muebles con el apoyo de Ramona Reyes y Henry Guzmán.

Ramos, continuando con la labor iniciada por Henry Guzmán, ha colaborado con la Cruz Roja educando a la comunidad hispana sobre la importancia de donar sangre.

Ahora está iniciando una campaña para asistir, a través de “Doctores sin fronteras”, a los hermanos caribeños de la isla de Bahamas.

Al preguntarle a John sobre sus premios y reconocimientos, dice que los agradece y le honra recibirlos, pero no trabaja para ellos, lo hace por el amor que siente por la comunidad.

Esto lo ha aprendido de su madre Olga Caro, sobreviviente de cáncer, luchadora por los derechos civiles de los latinos; por eso ella ha sido su modelo y heroína.

Casado hace 33 años con Monín Rivera, es padre de Iris, Mónica y Giselle y abuelo de cuatro niñas y un varón.

De Monín, su esposa dice que es su soporte, su acompañante; es quien le ayuda y le da el ánimo para proseguir cuando él decae.

Colabora también en las campañas para los escolares.

De sus hijas, dice Ramos que ellas también se han ido encaminado en el trabajo para la comunidad; donan su tiempo y recursos para proveer servicios, en diferentes formas y áreas.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: