Octubre, el mes rosado de prevención

YAHAIRA WEBBER         

yahaira.webber@lamegamedia.com

CINCINNATI, Ohio  — Octubre es el Mes Nacional de Concientización sobre el Cáncer de Seno; también conocido como el mes rosado.

De acuerdo al sitio web de la Oficina de Prevención de Enfermedades y Promoción de Salud, el cáncer de seno es uno de los tipos más comunes en las mujeres, donde aproximadamente 1 de cada 8 nacidas hoy en los Estados Unidos contraerá cáncer de seno en algún momento.

La buena noticia, destaca healthfinder.gov, es que la mayoría de las mujeres puede sobrevivir al cáncer de seno si se detecta y trata temprano.

Una mamografía, la prueba de detección del cáncer de seno, ayudará a salvar muchas vidas, cuando se logra descubrir a tiempo.

Este mes es para hacer la diferencia y correr la voz acerca de esta prueba, alentando a las comunidades, organizaciones, familias e individuos a integrarse en la cruzada por la prevención.

Este mes es para vestir rosado, y colocar la cinta distintiva en su hogar, oficina, sitio de trabajo, en la puerta de su casa o hasta en los árboles de su vecindario.

Refiriendo el reporte de la Agencia Internacional de Investigaciones sobre Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), de las Naciones Unidas, hay alrededor de 1,38 millones de casos nuevos y 458,000 muertes por cáncer de seno cada año (Globocan, 2008).

El cáncer de seno es el más común en las mujeres en todo el mundo, tanto en los países desarrollados como en aquellos en desarrollo.

Actualmente no hay suficiente conocimiento sobre las causas, por lo tanto, la detección temprana de la enfermedad sigue siendo la piedra angular para controlarla.

Cuando el cáncer de seno se detecta temprano, y si se dispone de un diagnóstico y tratamiento adecuados, existe una buena posibilidad de que pueda curarse. Sin embargo, si se detecta tarde, el tratamiento curativo a menudo ya no es una opción.

En tales casos, se necesitan cuidados paliativos para aliviar el sufrimiento de los pacientes y sus familias.

La mayoría de las muertes (269,000) ocurren en países de bajos y medianos ingresos, donde la mayoría de las mujeres con cáncer no tienen  conciencia sobre la detección. Generalmente son diagnosticadas en etapas tardías.

¿Cómo se desarrolla la enfermedad?

El cáncer de seno ocurre cuando las células dentro del seno mutan y comienzan a crecer sin control.

A medida que se acumulan, forman un tumor, que se puede sentir como un bulto al tocar el seno, o se puede ver en pruebas de diagnóstico por imágenes, como una radiografía o un ultrasonido.

Un tumor se considera maligno si las células que contiene llegan a invadir los tejidos que lo rodean o hacer metástasis, es decir, que se pasa a otras partes del cuerpo.

El cáncer puede comenzar en diferentes áreas del seno, aunque la mayoría de los cánceres empiezan en los conductos lácteos, que transportan la leche al pezón.

¿Cómo identificar señales de alerta?

Considerando las advertencias de la Sociedad Estadounidense del Cáncer (ACS, por sus siglas en inglés), es importante que las mujeres estén al tanto de los signos de esta enfermedad:

-Un bulto nuevo en el seno o la axila (debajo del brazo).

-Aumento del grosor o hinchazón de una parte del seno.

-Irritación o hundimientos en la piel del seno.

-Enrojecimiento o descamación en la zona del pezón.

-Hundimiento del pezón o dolor en esa zona

-Secreción del pezón, que no sea leche, incluso de sangre.

-Cualquier cambio en el tamaño o la forma del seno.

-Dolor en cualquier parte del seno.

¿Qué acciones tomar para prevenir?

La Clínica Mayo asegura que la prevención inicia con la práctica de hábitos saludables, como limitar el consumo de alcohol y tratar de mantener la actividad física como rutina.

Estas son sus recomendaciones: No fumar, controlar el peso, amamantar, evitar los tratamientos de hormonas de reemplazo y todas las formas de exposición a radiaciones.

“Llevar una dieta saludable puede disminuir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer, así como diabetes, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Por ejemplo, las mujeres que comen una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva extra virgen y nueces mixtas podrían tener menor riesgo de cáncer de seno”.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: