Toni Costa valora entorno multicultural

ELVIA SKEENS    

eskeens@lamegamedia.com 

CINCINNATI, Ohio  — “Soy español, muy orgulloso de mi acento y mis raíces”, de esta manera se expresa el bailarín y coreógrafo profesional Toni Costa, reconocido por sus 13 temporadas del programa Mira Quien Baila: ocho en España y cinco en Estados Unidos.

Costa es el esposo de la actriz y presentadora de televisión Adamari López, y el orgulloso padre de la pequeña Alaia, quien crece en un hogar bicultural, donde se prefiere el arroz con gandules, el mofongo y la tortilla de patatas.

“Me encanta aprender y compartir experiencias multiculturales”. (La Mega Nota/Elvia Skeens)

“Estoy muy feliz y agradecido de estar en este país, creciendo, viviendo, cumpliendo sueños, y –en especial –por la familia que tengo. Mi esposa puertorriqueña, mi hija nacida en Miami, un lugar maravillo que me ha permitido conocer y compartir entre muchas culturas”, dijo Toni Costa en entrevista con este medio durante su reciente visita a Cincinnati, Ohio.

Costa describe que viviendo en Miami, “donde todo el mundo habla español”–aunque no ha necesitado hacer la transición del idioma– ha tenido que “acoplarse” a nuevas costumbres propias del modo de vida estadounidense.

Asegura que, a pesar de contar con una agenda de clases siempre llena, sobre todo en fines de semana, organiza bien sus compromisos para dar tiempo a su familia y atender todas las actividades de Alaia.

“Es muy importante estar ahí para motivarla, darle esa confianza de padre, hacerla sentir especial y segura. Tengo una familia maravillosa, mi angelito es Alaia y mi reina, Adamari, es otro ángel en la tierra a quien todo el mundo quiere”, destaca Costa.

Aunque Toni y Adamari vienen de continentes distintos han aprendido a complementarse muy bien, disfrutando juntos “lo rico de la cultura de Latinoamérica y Europa”, mientras propician a la pequeña Alaia un ambiente interactivo lleno de experiencias multiculturales.

“La nana de Alaia es dominicana, la otra persona que trabaja con nosotros es colombiana, Adamari, puertorriqueña y yo español…tenemos muchos amigos boricuas, uruguayos, colombianos y de todos los países. Alaia conserva acento español con un toque latino y yo ‘feliz de la vida’ con esta mezcla de culturas”.

¿Qué se come en casa?

“Mucho arroz, pasta, pollo, chuleta y pescado…y cuando viene mi madre aprovechamos para hacer tortilla de patata, paella, arroz caldoso con bogavante, fideuá y recetas muy españolas.  Cuando nos visita la familia de Adamari traen mucho de lo suyo y no puede faltar el arroz blanco, los frijoles, aguacate, las chuletas de cerdo y el mofongo”.

Por esta influencia también se siente boricua.

“Me he acostumbrado a comer mucho churrasco, me encanta disfrutar mi plato de churrasco con mofongo, además de los tostones…yo ya soy bastante boricua”.

¿Cómo comparten las culturas?

“Mucha gente dice que los españoles somos fuertes de carácter pero entre nosotros ya estamos acostumbrados a esa intensidad, algo que aquí tiende a confundirse con enfado, porque el tono de voz no suena dulce o cariñoso como hablan los latinos. De la cultura latinoamericana he aprendido y admiro ese cariño para tratar porque lo considero muy auténtico”.

“En mi caso, yo soy muy familiar, amiguero, me gusta organizar, sorprender con detalles, porque esto es la esencia para mantener vivo el amor y la amistad. Para Adamari siempre preparo sorpresas y todo esto va fortaleciendo las relaciones, los amigos en común e involucrando a los hijos para compartir culturas”.

¿Qué se extraña más de España?

“Extraño mucho ir por un pincho de tortilla con una cervecita, unos calamares-chipirones, muy típicos de mi tierra. Aquí, si uno quiere recordar estos sabores auténticos, pues corresponde  darse a la tarea de buscar los lugares para disfrutar”.

¿Y se mantiene el acento?

“Por supuesto, no se pierde. No hablo tanto inglés porque vivo en Miami, así que es imposible perder este acento, con la ‘s’, ‘c’ y ‘z’. Hay quienes consideran que el español habla con la “z”, y que por ejemplo decimos ‘zorry’, pero no todos hablan así…aunque mantengo intacto mi acento, sí me ha tocado modificar palabras y hasta dejar de usar algunas para no complicar la comunicación”.

Costa ha estado desarrollado teatro y obras en Puerto Rico, además de clases con el Centro de Educación Artística (CEA) de Televisa.

Sobre sus proyectos y planes futuros, adelanta que estará en la próxima temporada de Mira Quien Baila y se preparará más en el campo de la actuación.

No descarta incursionar en telenovelas y la pantalla grande.

“Tengo pendiente ‘atreverme’ y relacionarme con personas experimentadas en el mundo de telenovelas y películas. Me gusta prepararme bien y sentirme seguro, y si Dios me da la oportunidad estaré ahí, mientras tanto habrá Mira Quien Baila para rato”.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: