Aumentan casos relacionados al “vaping”

CLAUDIA LONGO         

claudia.longo@lamegamedia.com

CLEVELAND, Ohio — El Departamento de Salud de Ohio confirmó que tres reportes de pacientes con enfermedad pulmonar grave después de usar cigarrillos electrónicos probablemente se deban al “vapeo”.

Los informes siguen a una alerta nacional de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) sobre enfermedades pulmonares relacionadas con el “vapeo” en varios estados.

Los pacientes en los tres casos confirmados de Ohio varían en edad entre 16 a 26 años, e incluyen dos mujeres y un hombre.

Todos requirieron hospitalización y viven en los condados de Lucas, Richland y Union, reporta el Departamento de Salud.

Acción estatal

“Esta es una crisis de salud pública”, dijo el gobernador de Ohio Mike DeWine a cleveland.com, señalando que más de una docena de residentes de Ohio, de 16 a 26 años, han sido hospitalizados con enfermedad pulmonar grave debido al “vapeo”.

A nivel nacional, siete personas han muerto recientemente por un padecimiento relacionado con el “vapeo”.

Además de las enfermedades, DeWine dijo que los cigarrillos electrónicos, a menudo atraen más a los jóvenes que los cigarrillos convencionales.

Según refieren los críticos, cita DeWine, la nueva forma del vicio está deshaciendo el trabajo que los funcionarios de salud pública y los encargados de formular políticas han realizado para evitar que jóvenes de Ohio se vuelvan adictos al tabaco y nicotina.

Esos esfuerzos incluyen una nueva ley estatal que, a partir del 17 de octubre, aumentará la edad mínima para comprar productos de tabaco, de 18 a 21 años. En la restricción también entran las plumas de vaporizador.

“Estamos creando una nueva generación de niños adictos a la nicotina”, expresó el gobernador.

“Esto no tiene precedentes. Básicamente, hemos estado avanzando [en la adicción a la nicotina] durante mucho, mucho tiempo, ahora Ohio está retrocediendo debido a la cantidad de niños que se están volviendo adictos a la nicotina”.

Origen y propósito

Los cigarrillos electrónicos fueron creados en China hace más de diez años con la finalidad de ayudar a las personas que desean dejar de fumar tabaco convencional.

Esta alternativa electrónica puede crear el efecto de satisfacción deseada en un fumador dándole fuerte dosis de nicotina sin los devastadores efectos del tabaco.

El problema es que muchos jóvenes y adolescentes comenzaron a utilizar esta metodología para fumar con la idea de que era una opción más saludable y sin el sabor y olor característico.

Este sistema fue creado para adultos que ya son fumadores y quieren dejar el hábito. No para jóvenes que nunca habían sido expuestos a la nicotina, la cual tiene efectos devastadores en el cerebro en desarrollo de un niño o adolescente, además de ser extremadamente adictiva.

Químicos insalubres

Además de la nicotina, el aerosol de cigarrillo electrónico que los usuarios inhalan puede contener sustancias potencialmente dañinas, incluyendo productos químicos que causan cáncer; metales pesados como el níquel, estata y plomo;, compuestos orgánicos volátiles que afectan negativamente a la salud;, partículas ultrafinas que pueden llegar profundamente a los pulmones; y aromatizantes como el diacetil, un químico utilizado para dar un sabor similar a la mantequilla vinculado a una enfermedad pulmonar grave.

A pesar de no tener aún certeza de las causas de las enfermedades pulmonares en pacientes consumidores de cigarrillos electrónicos, muchos expertos sospechan que podría deberse al THC (tetrahydrocannabinol) una sustancia derivada del Cannabis, el cual es un componente psicoactivo (alteración de la percepción y modificación del estado de ánimo) que muchos pacientes confesaron utilizar para fumar.

Esta sustancia –la cual no debe confundirse con CBD oil– mezclada con los químicos que forman parte del sistema de los cigarrillos electrónicos, podría ser una combinación letal.

¿Cómo funciona?

“Vaping” es la inhalación de un vapor creado por un cigarrillo electrónico (e-cigarette) u otro dispositivo de “vapeo”.

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que funcionan con baterías.

Tienen cartuchos llenos de un líquido que generalmente contiene nicotina, saborizantes y productos químicos.

El líquido se calienta hasta convertirse en vapor, que la persona inhala. Por eso, el uso de cigarrillos electrónicos se llama “vaping”.

Algunos de los pacientes afectados confesaron haber utilizado más de una vez cartuchos de THC comprados en el mercado negro, los cuales no están regulados por ninguna agencia del gobierno y podría ser causante de las fallas pulmonares.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: