Demócratas aspirantes a la presidencia

HUGO MARÍN         

hugo.marin@lamegamedia.com

PITTSBURGH, Pensilvania —  Para cualquier demócrata que desee ocupar la Oficina Oval, le es fácil entender que Donald Trump es un presidente vulnerable cuyo apoyo más allá de su ya establecida base electoral es inexistente.

Frente a este escenario, son muchos los del mayor partido opositor que se están postulando para intentar obtener la nominación del próximo año y lograr ser el contendiente principal en las elecciones del 2020.

En medio de toda la actual controversia, el ex vicepresidente Joe Biden, se establece como uno de los primeros candidatos.

La senadora Elizabeth Warren y su homólogo, Bernie Sanders, son los próximos demócratas con más votos, alternando entre el segundo y tercer lugar.

Entre otros nombres bastante sonados están Kirsten Gillibrand, Kamala Harris, Cory Booker y Amy Klobuchar.

Es aún muy temprano en la carrera electoral, la campaña 2020 apenas ha comenzado y esto es lo que necesita saber para estar bien orientado.

Joe Biden

Ex vicepresidente bajo la administración de Obama, pensó en postularse para las elecciones del 2016 pero decidió no hacerlo tras la muerte de su hijo, en combinación con el apoyo uniforme partidista hacia la figura de Hillary Clinton.

Sigue siendo muy popular entre los votantes demócratas, y tiene una ventaja considerable en las primeras encuestas primarias.

Bernie Sanders

El subcampeón sorpresa del 2016 –corriendo  nuevamente– tiene el mayor número de seguidores de base (“grassroots”) que cualquier otro posible candidato, y ha sido el líder del impulso para mover el partido hacia la izquierda.

Sin embargo, los escándalos sobre mala conducta sexual de su personal durante la campaña en el 2016 y un campo más competitivo, le presentan esta vez a Sanders una carrera muy diferente. Aún así, para muchos de la izquierda demócrata, Sanders es el único candidato con la credibilidad para encarar asuntos de alto interés como lo es el sistema de salud universal, “Medicare for All” (Medicare para todos).

Elizabeth Warren

La senadora de Massachusetts orgullosamente se autoproclama como progresista aunque en ocasiones tiende a reestructurar medidas capitalistas en lugar de reemplazarlas.

Su posición es la de superar a Trump en el comercio y otorgarle a los trabajadores escaños en juntas corporativas, e imponer impuestos sobre la riqueza extrema.

Tomó notoriedad cuando publicó una prueba de ADN en un intento de demostrar que tenía raíces nativo-americanas para refutar las burlas de Trump, quien le llamó “Pocahontas”, poniendo en duda su ascendencia indígena.

Kamala Harris

La ex fiscal general del estado de California comenzó a generar notoriedad en la Casa Blanca casi tan pronto como llegó al Senado en el 2017.

Como una mujer afroamericana y joven, personifica la naturaleza cambiante del Partido Demócrata.

Respaldó Medicare para todos y propuso un importante crédito fiscal a la clase media.

Su desempeño como fiscal está manchado en controversia y puede presentar problemas con las bases más progresistas. No obstante, basado en las primeras encuestas, Harris ha causado el mayor impacto demócrata.

Cory Booker

El ex alcalde de Newark y bombero de profesión, es otra cara nueva con grandes ideas como cuentas de ahorro para recién nacidos.

Se perfila en una primaria demócrata con el respaldo de muchos votantes afroamericanos.

Algunos elementos en contra son su trabajo promoviendo las escuelas “charter” y la cercanía a intereses de Wall Street.

Amy Klobuchar

Dada su historia de trabajar en el pasillo con republicanos y ganando elecciones fácilmente en un estado mixto (demócrata y republicano), combina su estilo campechano con cierto atractivo bipartidista.

Klobuchar también es conocida por su disposición a tomar medidas enérgicas contra las grandes empresas tecnológicas.

Está centrada en asuntos relacionados a la privacidad y el antimonopolio.

Sin embargo, enfrenta problemas con falta de reconocimiento de su nombre y ha sido objeto de informes recientes alegando un presunto trato severo contra sus empleados.

Michael Bennet

Un senador bien capacitado pero poco conocido a nivel nacional.

Su orientación ideológica es de centro y la característica que rige su candidatura es una ferviente frustración con la forma en que Washington trabaja hoy día.

Bennett cree que los estadounidenses no están tan divididos como los partidos en Washington.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: