Inicia postemporada de Grandes Ligas

ALFREDO YÁNEZ        

alfredo.yanez@lamegamedia.com 

COLUMBUS, Ohio  — Otra temporada del béisbol de las Grandes Ligas se cierra para los equipos de Ohio.

Los Rojos de Cincinnati quedaron marginados hace un tiempo al cuarto puesto de la División Central de la Liga Nacional, mientras que los Indios de Cleveland dieron dura batalla, aunque terminaron segundos, también en el centro, pero en la Liga Americana.

Octubre estará destinado a los juegos de postemporada, donde Yanquis de Nueva York, Mellizos de Minnesota y Astros de Houston tienen su puesto asegurado por la Americana, mientras que Bravos de Atlanta, Cardenales de San Luis y Dodgers de Los Ángeles lo lograron por la Nacional.

Las rivalidades están claras y durante estas primeras dos semanas de octubre se conocerán los rivales de la Serie Mundial 2019.

Cleveland y sus  momentos

Los Indios de Cleveland pasaron por varios momentos intensos durante la temporada.

Ser sede del Juego de Estrellas, en sí, fue un gran desafío que el equipo, sus fanáticos y los organizadores lograron sortear con gran éxito.

Sin embargo, lo ocurrido con el lanzador venezolano Carlos Carrasco merece mención aparte.

Carrasco, as de la rotación, anunció a mediados de temporada –poco antes del Juego de Estrellas– que debía apartarse del montículo por un tiempo porque fue diagnosticado con leucemia.

Su familia, el equipo y una ferviente afición lo acompañaron en el trance.

Durante el Juego de Estrellas, miles de aficionados corearon el nombre del “Cookie” en un emotivo momento de recuerdo por las víctimas y pacientes de cáncer.

El jugador comprometió su disciplina y energía a batallar contra la enfermedad, hasta que el 2 de septiembre regresó a la lomita.

Aún queda Carrasco para su tranquilidad, la de su esposa e hijos y la de un equipo que aprendió nuevas lecciones sobre el béisbol, la convicción, la fe y la vida fuera del campo de juego.

Carrasco es el candidato de los Indios para optar al premio Roberto Clemente 2019, que honra a los jugadores con actuaciones estelares tanto dentro, como fuera del terreno de juego.

Cincinnati quiere avanzar

Los Rojos continúan en su empeño por crecer como equipo en esta ruda división central de la Liga Nacional.

El béisbol es un deporte de conjunto que celebra los aportes individuales como logros, pero solo tienen auténtico sentido si contribuyen a los éxitos del equipo.

Eso lo han entendido los Rojos y aspiran a que en las próximas temporadas se note.

Entre las actuaciones individuales destaca el tercera base venezolano Eugenio Suárez, quien se convirtió en el máximo jonronero de los Rojos, con 49 estacazos, y el mayor impulsador con 103 carreras.

Esta temporada estos números no alcanzaron para ayudar al equipo a superar la meta de victorias necesarias para pelear el banderín de la división, aunque sí para fortalecer la integración del “team”, de cara a los tiempos por venir.

Cuando Suárez bateó su jonrón 48, todo el equipo festejó con él, pues ese batazo le adjudicaba como el mayor jonronero venezolano en una temporada regular, destronando a la leyenda Andrés Galarraga, quien en 1996 había bateado 47 vuelacercas con los Rockies de Colorado.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: