“JOKER”: Payaso, príncipe y villano

ABEL ZAVALA

azavala@lamegamedia.com

CINCINNATI, Ohio – “Joker”, que cuenta una historia única y original del nacimiento de uno de los personajes más conocidos y enemigo principal de Batman, es en parte un estudio de carácter, del mundo en el que vive y cómo su vida es afectada por las acciones de quienes le rodean.

Y no es una cinta para empatizar e idolatrar a un personaje que eventualmente se convertirá en una de las personas más sádicas que ha existido en un mundo ficticio, más bien es una cinta que nos advierte de las consecuencias de una sociedad que ignora a sus ciudadanos.

“Joker” nos introduce a Arthur Fleck, interpretado por Joaquin Phoenix, quien brilla por completo en esta interpretación del payaso príncipe del crimen.

Arthur es un hombre solitario con una condición médica que le provoca reírse incontrolablemente en momentos inesperados.

Es un hombre al que se ha dejado a un lado y la gente lo ve como una persona rara. Incluso su madre Penny (Frances Conroy) no cree en él.

Cuando Arthur le cuenta acerca de sus sueños de ser un comediante, ella le pregunta, “¿No tienes que ser chistoso para ser comediante?”.

En este mundo pre-Batman, la ciudad de Gotham está viviendo momentos difíciles y estresantes.

Los ciudadanos están enojados con los ricos y con su gobierno.

Uno de estos ciudadanos multimillonarios, Thomas Wayne (Brett Cullen), cree ser la salvación para la ciudad Gótica.

Entre todo esto, Arthur pierde su trabajo, pierde la ayuda de servicios sociales por recortes, pierde a Sophie (Zazie Beetz), la vecina con quien se imagina pasar momentos de felicidad, e incluso descubre secretos de su pasado y la posible relación entre él y los Wayne.

Y sentimos lástima por él.

Es triste ver que muchos de los momentos vividos Arthur son productos de su imaginación, porque la realidad de él es una contraria.

Pero llega el momento donde, después de tanto que le pasa a Arthur, en su viaje a casa, es acosado y golpeado por un grupo de jóvenes y es donde vemos el nacimiento del Guasón.

Cuando los ciudadanos se enteran de que unos jóvenes ricos atormentadores son asesinados por un hombre vestido de payaso, Arthur se convierte en un símbolo para su gente.

Una de las preguntas que muchos se hacen cuando estudian a los personajes del mundo de Batman y la ciudad Gótica es si la ciudad necesita de sus personajes residentes, ya sean Batman y su equipo de héroes o sus villanos excéntricos, o incluso Batman y el Guasón.

Con el nacimiento del Guasón y el símbolo en el que se convierte para esta sociedad, de alguna forma “Joker” contesta esa pregunta.

Lamentablemente, esta versión del Guasón, a pesar de advertirnos las consecuencias de rechazar a aquellos que necesiten de nosotros, y a pesar de ser el héroe para su gente, no es uno que represente alguna idea como lo fue el Guasón de “The Dark Knight” del 2008.

Ese Joker, interpretado por el fallecido actor Heath Ledger, quiso demostrarle a la gente y a nosotros como público –pero en especial a Batman– que solo se necesita un pequeño momento malo para que la gente cambie sus ideales, o sus creencias.

Él nos hace pensar que es un hombre sin planes, libre de las restricciones de su sociedad, pero la verdad es que, aunque sea libre, es lo suficientemente inteligente para planear las acciones y consecuencias de lo que pasa en esa cinta.

Quizás sea cierto lo que nos quiso mostrar el Joker de Ledger con esta interpretación.

Al Joker de Phoenix si le tomó un momento malo para cambiar y convertirse en quien estaría destinado a ser, pero sigue siendo un ser solitario y sin plan.

Supongo que eventualmente esta interpretación se convierta en el caos que muchos conocemos con la evolución que tome Gotham, pero por lo pronto es uno que solo existe a causa de aquellos que lo han abandonado.

“Joker”, con Joaquín Phoenix, Robert De Niro y Zazie Beetz, y dirigida por Todd Phillips, estrenó el 4 de octubre de 2019.

Artículos relacionados

%d bloggers like this: