CINCO DE MAYO

Tradición que recuerda la Batalla de Puebla

Representación histórica de la Batalla de Puebla que muestra la caballería mexicana abrumando a las tropas francesas. La escena fue recreada, en oleo sobre lienzo, por Francisco P. Miranda, en 1872; la imagen digital es de Mike Manning. (wikipedia.org)

Por YAHAIRA WEBBER, La Mega Nota

yahawebber@gmail.com

CINCINNATI, Ohio — Unos visten trajes folclóricos, otros decoran sus residencias o establecimientos comerciales, oficinas y organizaciones con papel picado.

Los restaurantes se llenan de alegría con música de mariachis, y promocionan especiales de platos típicos mexicanos.

En las escuelas secundarias y universidades, alumnos de español preparan ensayos e investigaciones; profesores asignan actividades de exploración en plazas y mercados hispanos, y hasta los pequeñines de kínder colorean sombreros de charro, maracas, instrumentos de cuerda, tacos, piñatas, personajes de la película Coco y otros detalles distintivos de la cultura mexicana.

Los medios de comunicación, en inglés y español, dedican páginas enteras y segmentos para educar e ilustrar.

Todo con la finalidad de conmemorar el Cinco de Mayo, una tradición adoptada en Estados Unidos como legado de herencia hispana que rinde homenaje a la victoria en la Batalla de Puebla, en la guerra entre Francia y México, el 5 de mayo de 1862.

La fecha conmemora este hecho histórico, y no la independencia de la nación mexicana, la cual se remonta al famoso “Grito de Dolores”, el 15-16 de septiembre de 1810.

History.com describe como “en 1861, Benito Juárez -un abogado y miembro de la tribu indígena zapoteca- fue elegido presidente de México. En ese momento, el país estaba en ruinas financieras después de años de luchas internas, y el nuevo mandatario se vio obligado al impago de estas deudas a los gobiernos europeos”.

En respuesta, explica el sitio, Gran Bretaña. España y Francia enviaron fuerzas navales a Veracruz, “exigiendo el reembolso”, pero las primeras negociaron con México y retiraron sus fuerzas.

Realmente, la disputa surgió a principio de 1860, debido a esa inmensa deuda de México con la nación francesa, razón que llevó a Napoleón a tomar la decisión de enviar tropas no solo para México, sino también para ayudar a formar un país del sur, amigo de la confederación.

En mundoantiguo.net se resume que la Batalla de Puebla enfrentó “las fuerzas armadas francesas, dirigidas por Charles Ferdinand Latrille, y las mexicanas, comandadas por Ignacio Zaragoza”.  Enlistan a Porfirio Díaz, Miguel Negrete y el Conde de Lorencez, como otros personajes importantes del histórico enfrentamiento.

En un artículo de Isabel Bueno, publicado en la revista National Geographic, en mayo de 2018, se explica cómo, con el paso de los años, la Batalla de Puebla creció en importancia nacional, y luego se expandió hasta Estados Unidos.

“La victoria fortaleció la moral de un México muy joven y se convirtió en el grito de resistencia al dominio extranjero. En conmemoración de este día, el Cinco de Mayo comenzó como una celebración de la derrota francesa, pero esos festejos han crecido y cambiado con el tiempo. Para los mexicanos en Puebla, así como para los mexicano-estadounidenses, se ha convertido en un símbolo complejo de la cultura mexicana, la resiliencia y el carácter”.

En México, cada Cinco de Mayo se recuerda la Batalla de Puebla con un desfile militar y civil en la misma ciudad protagonista de los hechos. 

El presidente de la nación participa en actividades con las fuerzas armadas.  El ejército también hace una representación.

En Estados Unidos, la celebración del Cinco de Mayo adquirió popularidad en ciudades con nutrida población mexicana como Los Ángeles, en California y Houston, en Texas.

Y, poco a poco, se ha fortalecido, llegando a otras regiones, donde comunidades no-mexicanas se han apropiado de la cultura, identificándose con una tradición que ya se define como “hispana/latina” y va más allá de las margaritas, decoraciones y festivales llenos de folclore.

%d bloggers like this: