“Trabajamos para que nuestra comunidad tenga voz”

“En unos años espero que nuestra oficina siga existiendo, con más presupuesto, para atender tantas necesidades que tenemos desde una política de facilitación para mejorar la salud, la educación y la seguridad de nuestra gente”, destaca Lilleana Cavanaugh, directora ejecutiva de la Comisión de Asuntos Hispanos/Latinos de Ohio (OCHLA, por sus siglas en inglés). (La Mega Nota/Alfredo Yáñez)

Por ALFREDO YÁNEZ

ayanezm@gmail.com 

La Mega Nota

COLUMBUS, Ohio — El estado de Ohio tiene –por ley– una oficina encargada de las relaciones con los hispanos. Se trata de un ente del gobierno encargado de velar porque exista una comunicación efectiva entre las comunidades hispanas y las autoridades. 

Al frente de esta entidad, la Comisión de Asuntos Hispanos/Latinos de Ohio (OCHLA, por sus siglas en inglés) está Lilleana Cavanaugh.

En su oficina, ubicada en el piso 18 del Riffle Center, en el “downtown” de Columbus, con vista al Capitolio, la directora ejecutiva de OCHLA respondió las preguntas de La Mega Nota sobre su vida, experiencia y expectativas frente a este organismo estatal, concebido para servir a la comunidad.

Lilleana Cavanaugh.nació y se crió en Costa Rica. 

Una decisión acertada la llevó a completar sus estudios de secundaria en Estados Unidos para que al volver a San José, siendo bilingüe, fuera reclutada inmediatamente por World Vision, una organización sin fines de lucro que daba sus primeros pasos en temas de globalización y desarrollo.

La joven, que recién iniciaba los estudios generales para una carrera universitaria se adentró en el trabajo de planificación, con destrezas técnicas en el campo del desarrollo. 

Trabajó en comunidades de Centro y Suramérica, el Caribe, Mauritania, en África y de Camboya, en Asia, además de otras tantas misiones en muchos países.

El tiempo la trajo, con su experiencia acumulada, a Estados Unidos, donde decidió asentarse junto a su familia de tres hijos. 

Replantearse la vida, con tanto conocimiento, la llevó a fundar una empresa de interpretación y fue desde allí que descubrió las carencias de las comunidades hispanas en Ohio y se dio cuenta de que todo lo aprendido y emprendido en países del mundo subdesarrollado podría tener aplicación en un país del Primer Mundo.

Indagó, investigó y trabajó hasta dar con la Comisión de Asuntos Hispanos/Latinos, cuyo nombre oficial es: Ohio Commision on Hispanic/Latino Affairs. 

“Muy poca gente sabía de la existencia de esta oficina. Yo vine a conocer y a ponerme a la orden y se dio la feliz coincidencia de que había una posición vacante. Fue mi oportunidad”.

Desde aquí se intenta entrelazar a los actores de la comunidad, hacer redes, trabajar para que todos tengamos voz. 

“Nosotros ni queremos, ni podemos ser la voz de la comunidad. Nuestro trabajo es permitir que nuestra comunidad latina tenga su propia voz”, comenta Cavanaugh, mientras deja claro que uno de los objetivos fundamentales es el empoderamiento.

“Trabajamos con muchas organizaciones de base, y buscamos que se complementen, no que compitan, porque nuestra tarea es fomentar redes, intercomunicación, trabajo conjunto y desarrollo para todos”, explica.

Algunos se pueden confundir, pensando que esta comisión es una oficina de asistencia o reclamos para comunidades desfavorecidas. No se trata de eso. Existe para articular acciones entre el gobierno y los habitantes hispanos de Ohio. 

“Es un puente bidireccional. Nosotros servimos al gobierno para ayudarles a entender la problemática y las necesidades de los hispanos en el estado y servimos a la comunidad para que comprendan una realidad que es distinta a la de nuestros países”.

La experta en desarrollo considera que muchos hispanos llegan a Estados Unidos buscando el “sueño americano” pero sin entender de qué se trata, sin valorar la libertad, sin saber cómo se trabaja aquí, como se considera el desarrollo aquí. 

“Nadie nos enseña cómo adaptarnos de verdad a esta realidad, no tenemos mentores ni tutores, y eso puede causar traumas, frustración”.

Desde la comisión le ha tocado trabajar con varias administraciones. 

Dice que Mike DeWine, actual gobernador, tiene entre sus políticas de atención inmediata la lucha contra los opioides y la atención a los problemas de salud mental y trauma.

“Es mucho lo que podemos aprovechar como comunidad organizada de esta visión del gobernador”, apunta.

Cavanaugh sabe que “para los inmigrantes -especialmente los hispanos- establecerse en un nuevo país, con otro idioma, con otra cultura y con otras costumbres es particularmente duro, desde el punto de vista anímico y emocional”.

“Muchos llegan aquí desde las montañas de Centroamérica, luego de una travesía tortuosa y traumática. Otros, como los venezolanos, llegan luego de haberse desarrollado profesionalmente y se consiguen con barreras. Entonces necesitamos afrontar esta realidad y trabajar para vencer todos esos obstáculos”.

La directora ejecutiva de OCHLA está comprometida con la causa del desarrollo. 

Ya no desde la perspectiva que aprendió en Mauritania o Camboya, sino desde la aplicación de esas experiencias en el marco de una vivencia de subdesarrollo, dentro de un país de Primer Mundo como Estados Unidos.

%d bloggers like this: